Parecer

Amable Aristy Castro, “sordo y mudo”

Por Teo Torres

Teo Torres El Senador de la provincia La Altagracia, señor Amable Aristy Castro, en su primera aparición pública en esta ciudad, luego de la fulminante derrota que sufrió él y su hija Karina Aristy Cedeño, en las elecciones municipales de Higüey, declaró a la prensa local que actualmente está “sordo y mudo”

!Claro!. El otrora hombre fuerte de la política vernácula tiene sobradas razones en estar “sordo y mudo”.

Amable Aristy Castro, aspirante por octava ocasión a la senaduría de La Altagracia, no quiere hablar porque no encuentra forma de darle explicaciones a los higüeyanos del desastre administrativo y estado de bancarrota en que su hija Karina Aristy Cedeño, dejó el ayuntamiento de Higüey, cuya culpabilidad de esa enojosa situación, dice la mayoría de la gente del pueblo, en su mayor cuota recae sobre su responsabilidad.

Es así porque su hija era la alcaldesa de Higüey, en el contexto situacional legal, pero el aspirante a que los altagracianos lo escojamos nuevamente como nuestro senador era el alcalde de facto.

Se sabe a la perfección que en la institución edilicia no se movía “una hoja” sin que previamente no bajara las instrucciones del llamado “Cacique” de Higüey.

Ahora, frente al desastre descomunal encontrado en el ayuntamiento de Higüey, por el nuevo alcalde doctor Rafael Barón Duluc ( Cholitín), excepcionalmente Karina y Amable, son los que tienen que hablar para darle explicaciones a su pueblo y, en su oportunidad, a los estamentos judiciales de llegarse a abrirle un proceso judicial en su contra. Esa es la única justificación valedera por la cual Amable Aristy Castro, se haya declarado MUDO.

El flamante legislador se declaró SORDO, porque luego de haber perdido la dirección del ayuntamiento de su “amado” pueblo de Higüey y, consecuentemente, haber perdido la fuente de financiamiento de todas sus travesuras de repartos de canonjías y regalos a sus correligionarios se fue y se alojó en su hermosa y lujosa villa del exclusivo y paradisíaco residencial de Casa de Campo en La Romana, olvidándose en lo absoluto de sus compueblanos en medio de la calamidad del Coronavirus.

Ni a Amable Aristy Castro, ni a la cariñosa Karina Aristy Cedeño, se le ha visto “el pelo” en Higüey, extendiéndoles sus manos amigas a los altagracianos en estos momentos de gran calamidad, que vincula no sólo a los habitantes de esta provincia, sino a toda la humanidad.

Con sus actitudes, asumidas en tiempo de calamidades, se les cayó al subterráneo su bien promovido lema de ambos de que han sido ” LOS AMIGOS DE SIEMPRE” de los higüeyanos.

¿Qué les habrá pasado a padre e hija que después de haber perdido el ayuntamiento no se han solidarizado con los higüeyanos, haciendo sus aportes para contribuir un poco a la mitigación del mal del Coronavirus?

Estarán muy dolidos con sus compueblanos, porque finalmente nos dimos cuenta de que realmente ellos durante mucho tiempo vivieron ” sacándonos las lenguas” en nuestras propias caras, engañándonos con migajas en tiempos de elecciones , para obtener el voto favorable y ellos permanecer en la dirección del ayuntamiento para tener esta institución como fuente de financiamiento de sus travesuras.

Finalmente, por fin, los higüeyanos nos hemos dado cuenta que ese ” amor” por Higüey, que supuestamente sentían ambos personajes pintorescos de la política vernácula higüeyana no pasaba de ser una verdadera y auténtiva FALSA.

Por eso, ahora el señor Amable Aristy Castro, se declara ” SORDO y MUDO”. Y tiene sus sobradas razones para adoptar esa actitud. No tiene de otra.

Etiquetas

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros Artículos

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker