De Donde Vengo

Asfaltar calles sobre lodo es un acto delincuencial de la institución del Estado y de la empresa contratista

En esas condiciones no pasarán dos meses para su deterioro

En medio del proceso electoral para la escogencia de ejecutivos municipales hemos sido testigo de excepción del despliegue de camiones repletos de asfalto, donde, como es normal, los residentes de los sectores olvidados por la administración los reciben llenos de algarabía, como si se tratara de un regalo de reyes a un niño que mantiene su esperanza en el niño Jesús.

A nadie le amarga el dulce, bienvenidos sean. Los que tuvimos la desdicha de convivir con el polvo sabemos la letalidad del mismo para la salud y la higiene, sobre todo cuando nos llegaban los temporales de lluvia, donde zapatos en manos y fundas era la regla.

Sin embargo, lo que estamos viendo en Higüey, La Otra Banda y otras localidades no es mas que un acto delincuencial,tanto de la institución del Estado que lo promueve, como de la empresa contratista que lo ejecuta, vulnerando la Ley General de Compras y Contrataciones Publicas, sobre la cual se le otorgó el contrato para el asfaltado.

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios