Ciencia y Tecnología

Crean gafas inteligentes que no necesitan sensores ni conexión

carolinaperez@purohigueyano.com.do

La inteligencia artificial no requiere de la presencia de materia gris, pero sí de circuitos, sensores y procesadores.

Tres investigadores de la Universidad de Wisconsin Madison (EE.UU.), liderados por Zongfu Yu, idearon un método para crear piezas de vidrio “inteligente” capaz de reconocer imágenes sin necesidad de sensores, circuitos o fuentes de energía, que prescinde de cualquier rastro de silicio o de electricidad, su inteligencia reside en un material tan inerte y aparentemente poco sofisticado como es el vidrio.

“Estamos usando la óptica para condensar la configuración normal de cámaras, sensores y redes neuronales profundas en una sola pieza de vidrio. Explica Yu. ¨Esto es completamente diferente de la ruta típica a la visión artificial, podríamos usar el vidrio como un candado biométrico, sintonizado para reconocer el rostro de una sola persona. Una vez construido, duraría por siempre sin necesidad de energía o internet, lo que significa que podría mantener algo seguro incluso después de miles de años”.

Además, funciona literalmente a la velocidad de la luz, porque el vidrio distingue entre diferentes imágenes al distorsionar las ondas de luz. El secreto reside en pequeñas burbujas e impurezas (de materiales capaces de absorber la luz, como el grafeno), de distintos tamaños y formas, estratégicamente situadas dentro del vidrio para distorsionar la luz entrante, dirigiéndola de un modo muy concreto, hasta concentrarla en un punto específico del extremo contrario que actuaría como indicador.

En ejemplo expuesto por los investigadores, la lente contaba con 9 indicadores que correspondían con cada uno de los dígitos del 1 al 9. Al ser la distorsión de la luz diferente en cada caso, sólo se iluminaba el indicador vinculado al dígito en cuestión.

El proceso que normalmente quedaría en manos de redes neuronales, que dan forma a modelos de IA según qué entrenamiento reciban, ahora pasa a depender de la prueba y el error: los científicos van cambiando la disposición de las burbujas e impurezas del vidrio hasta obtener el resultado deseado. Los investigadores aseguran que esto último es un proceso largo y computacionalmente complejo, pero que al ser el vidrio un elemento tan barato y fácil de fabricar, a la larga esta nueva técnica se revelará como una innovación muy rentable.

Además, las pruebas no sólo habrían demostrado que funciona, según sus creadores, sino que incluso muestra que el prototipo que han fabricado es capaz de actualizar en tiempo real sus resultados si alguien convierte, por ejemplo, un 3 manuscrito en un 8.

“El verdadero poder de esta tecnología, señala Ming Yuan, coautor del estudio: radica en su capacidad para manejar tareas de clasificación mucho más complejas al instante sin ningún consumo de energía. Estas tareas son la clave para crear inteligencia artificial, enseñar a los vehículos sin conductor a reconocer una señal de tráfico, a permitir el control de voz en dispositivos de consumo”.

Etiquetas

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Escribanos y envíenos sus denuncias.
Powered by

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker