Parecer

Cualidades necesarias para suceder

Por Liemier Laba

Seguimos hablando de la sucesión y su importancia en la sociedad, en esta capsula trataremos las cualidades necesarias para suceder. Para suceder a una persona fallecida se necesitan dos cualidades: la primera es ser capaz y la segunda, no estar afectado de indignidad sucesoria.

En los artículos del 725 al 730 del Código Civil dominicano se trata el tema que nos concierne, bajo el epígrafe: “De las cualidades necesarias para suceder”. Es obvio que para suceder la primera condición es existir al momento en el cual se abre la sucesión.

El artículo 725 del Código Civil expresa las condiciones necesarias para suceder y quiénes están incapacitados para suceder. Establece, en primer lugar, el que no ha sido aún concebido y, en segundo, el que no ha nacido viable.

Artículo 725: “Para suceder es preciso existir necesariamente en el momento en que la sucesión se abre”. Por consiguiente, están incapacitados para suceder, primero, el que no ha sido aún concebido y segundo, el niño que no haya nacido viable.

Está muy claro que el niño no concebido no tiene derecho a heredar, simple, porque no existe, pero el concebido, fíjese bien, aunque no haya nacido, Sí puede heredar. Recordamos la frase: inflansconceptus  pro nato habetur, es decir, el niño concebido se tiene por nacido.

Ya sabemos que para la prueba de la concepción se aplican las presunciones relativas a la duración de la gestación, conforme establece el artículo 312 del Código Civil. La otra incapacidad es el niño nacido no viable, ya dijimos que no basta estar concebido al momento en el cual se abre la sucesión, es necesario que el niño nazca viable.

Etiquetas

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker