Parecer

El puma higüeyano

Por Francisco Americo Aristy

En la selva, el animal que más salta de un árbol a otro, es el puma.

En la escena política, de la política de la provincia la Altagracia es el señor Amable Aristy Castro, quién hasta hace poco utilizaba el poder del Ministerio de Obras Públicas y la caja chica del ayuntamiento del municipio Higüey cómo lastigo de castigo en contra del PRM.

Éste personaje que cambia fácil de piel política tiene su historia la que comienza en 1982 cómo una figura incolora carente cómo hasta hoy de la mínima capacidad de entendimiento de la geopolítica una muy marcada debilidad temática de los temas nacionales. Pero aún así ha podido ir de rama en rama, buscando la sombra del poder cómo lo hizo cuándo vio deteriorarse el Partido Reformista en el 1996 iniciando todo lo concerniente al frente patriótico motivado por el acuerdo de dirigir la Liga Municipal Dominicana lo que logró por tres periodos cómo consecuencia de la compra de delegados de los demás partidos que cayeron en su garrocha de dónde sale con un expediente que lo imbulucraba en un desfalco de más de mil millones de pesos.

Aún así se atrevió a presentar un proyecto presidencial fallido en año 2008 compitiendo con Leonel Fernández y Miguel Vargas Maldonado quedando en el piso de la lona y su Partido de entonces el Reformista Social Cristiano perdiendo la personería jurídica por su escaso 4.5 %.

Pero este puma de la política de la provincia la Altagracia desalojó la filosofía política por la práctica de un buen tablajero mostrando sus dotes de repartidor de pollos y puercos siendo esta la peor campaña política que conozca la historia dominicana.

Pero no podemos dudar que en el mercado de persa dónde el pudor no existe él, es el rey y esto queda demostrado en esta campaña donde le despojaron del poder municipal quedando casi sin oxígeno lo que lo llevó romper con su aliado el Partido de la Liberación Dominicana en gesto para la mayoría de un politico amargado y mal agradecido esto así porque el Partido de la Liberación Dominicana trasladó a obras públicas a Higuey con la finalidad de ayudar a que la antigua alcaldesa ganara las elecciones, pero al final más pudo la decisión del pueblo que el uso derrochado del dinero de obras públicas y el ayuntamiento municipal.

Ahora este señor cómo púgil caído en la lona busca de forma desconsolada quien lo levante del polvo de su derrota.

Y hoy busca casi de manera desconsolada habitar una casa la que hace poco trató de destruir en PRM.

Qué pasará con este Puma de la política de la provincia la Altagracia?

Cómo lo recibirán ahora? a un Goliat que con su fuerza quiso aplastar a sus candidatos…ojo pelao prerremeistas recuerden que su Dios es el dinero y su amo el poder. Después ustedes no cuentan.

Etiquetas

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker