Parecer

Evangelios apócrifos

Por Edwin Peña

En sus inicios, el cristianismo no tenía una literatura oficial; tras la muerte de Jesús, sus discípulos se habían distanciado para predicar las buenas nuevas por todo el imperio romano. Mantenían comunicación a través de cartas; muchas de estas cartas forman parte del nuevo testamento y otras simplemente se perdieron en el tiempo.

A medida que los años iban pasando, el cristianismo se fue expandiendo, y entre las distintas comunidades cristianas existían copias de los supuestos evangelios escritos por los discípulos originales de Cristo y cuyo propósito era dar a conocer la vida de Jesús.

A comienzos del siglo II, la cristiandad se había expandido por todo el imperio; se había fragmentado en ideologías, creencias y dogmas. Habían surgido miles de textos que afirmaban opiniones teológicas que se adaptaban a las necesidades de cada secta y buscaban escudar aquellas doctrinas. Esas doctrinas habían surgido en oposición a ideologías más antiguas y populares, hechas a la medida de un puñado de seguidores.

Simonianos, Montanismo, Ofitas, Adamitas, Cainitas, Marcionistas y Valentinianos fueron algunas de las sectas paleocristianas que contaban con textos poco comunes escritos por un “apóstol” de Cristo que le daba la autoridad para mantener sus dogmas. Sin embargo, desde sus inicios, el cristianismo mantuvo una cantidad de personas unidas en pensamientos e ideologías, quienes solo aceptaban cuatro evangelios como canónicos y

Fue por eso que, al declararse el cristianismo como religión oficial del imperio romano, el emperador Constantino privilegió a este grupo de cristianos que mantenía unidad de pensamiento e ideología y fue conocida como la iglesia de roma, quien consideró necesario poner orden en sus filas.

En el año 383 de la era común, el cristianismo oficializado da inicio al famoso Concilio de Hipona, donde busca oficializar el número de libros que debe tener la Biblia. Lo que sucedió en ese concilio es un misterio para los historiadores, sin embargo, la poca información que se tiene de lo que sucedió ahí dentro viene de fuentes cristianas poco confiables.

Por ejemplo, un autor anónimo de la obra titulada Libelus Synodicus, afirma que lo que sucedió ahí adentro fue un verdadero milagro, “pues el mismo Espíritu Santo entró en el concilio en figura de paloma, que pasó a través de un cristal de una ventana sin romperlo, que voló por el recinto con las alas abiertas e inmóviles, que se posó sobre los hombros derecho de cada obispo en particular, y empezó a decir, al oído de todos, cuales eran los libros inspirados”.

A pesar de todo, pasarían muchos años y concilios antes de que la iglesia concluyera en 66 libros canónicos, pues en este concilio afirmaron como canónicos algunos libros que mas tarde serian rechazados.  Algo que caracteriza a muchos de los libros apócrifos es que buscan esclarecer algunos de los episodios más misteriosos de la Biblia, ejemplo la infancia de Jesús, la mayoría concuerda en que Jesús era un niño malcriado que usaba sus capacidades por puro caprichos y en ocasiones venganza.

Otros, por ejemplo, se centran en la vida de la virgen María y en los últimos momentos de vida de Jesús. Muchas sectas afirmaban la autenticidad de estos libros por el simple hecho de que llevara el nombre de algún discípulo de Jesús. Sin embargo, toda secta que venerara estos libros seria consideradas heréticas y por tanto perseguidas para proteger la fe de aquellos perversos.

Este libro que hoy les presento es una recopilación de todos esos libros rechazados en el concilio de Hipona y que revelan otros aspectos del cristianismo que podrían permitirnos aprender las creencias de aquellas épocas. Sonará irónico decirles que muchas de las cosas que nos enseñaron en la iglesia fueron tomadas de los libros apócrifos, como fueron los nombres de los padres de María (Joaquín y Ana), que son santos católicos; los nombres de los dos ladrones colgados junto a Jesús, (Dimas y Gesta); el nombre del soldado que insertó la lanza en el costado (Longino), como también el número de reyes magos y los nombres de cada uno (Melchor, Gaspar y Baltazar).

Leer estos textos fue de gran ayuda para comprender la necesidad de atención que tenían algunos sectarios de la época y cómo buscaban desprestigiar los libros canónicos, usando los apócrifos para confundir a la gente. Algunos incluso cruzan la línea de la ridiculez al afirmar que el emperador Tiberio se volvió cristiano, y que tanto Vespasiano como su hijo, el futuro emperador Tito, castigarían a Pilatos por lo que hizo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios

an lạc green symphony

----------- CHÍNH SÁCH ƯU ĐÃI ĐẶC BIỆT HADO CHARM VILLAS ✽ CĐT An Lạc Green Symphony chính thức nhận đặt chỗ đợt 1, giá tốt nhất thị trường. Dự án biệt thự, liền kề phong cách Tân Cổ Điển, bản giao hưởng xanh giữa lòng thủ đô. ✽ Bảng giá bán liền kề, biệt thự, shophouse khu đô thị An Lạc Green Symphony Đại Học Vân Canh mới nhất từ CĐT trong năm 2020. ✽ Mở bán chính thức khu đô thị Vân Canh An Lạc Green Symphony: biệt thự, liền kề, shophouse giá gốc đợt 1 trực tiếp từ chủ đầu tư Vân Canh. Xem ngay! ✽ Mở bán dự án khu đô thị Green Shymphony An Lạc - Đại Học Vân Canh : liền kề, biệt thự, shophouse giá gốc và chính sách ưu đãi hấp dẫn đợt 1 từ Chủ đầu tư ... ---------------------------------------