Parecer

Fe y conducta social

Por Ramón Campusano

     En las escuelas dominicanas hay profesores de ideologías y credos diferentes.

Los que son católicos o cristianos evangélicos difunden los valores cristianos y, hasta los que no tienen militancia religiosa, en momentos en que enseñan los principios éticos que garantizan una mejor convivencia social, se apoyan en principios bíblicos.

Ahora, el problema es que la sociedad ha venido asumiendo un modo de vida que se aparta de todos principios ético-morales.

La fuerza que mueve la cotidianidad social ( en gran medida) está motorizada por los recursos económicos que vienen del vicio y los negocios sucios que giran en torno a los anti-valores sociales.

El modelo social se basa en la injusticia sustentada por el modelo capitalista que posee instituciones que legitiman el privilegio de los dueños del capital criollo y extranjeros quienes se han adueñado de los recursos vitales de la nación donde millones de pobres han sido condenados a vivir con lo mínimo, en medio del desamparo, golpeados por la escasez y la falta de salud, educación, trabajo, aniquilados moralmente por la contaminación que genera la pobreza que obliga al individuo a sobrevivir de espalda a cualquiera norma de conducta social.

Todos sabemos, que en medio de una sociedad; empobrecida, violenta, fundida en los vicios y malos hábitos difundidos por las clases poderosas a través los medios de comunicación de masa, en la que los recursos económicos van a parar a manos de los capitalistas y los políticos de turno, no es posible vivir decentemente .

Las escuelas en su programa de formación tiene una asignatura llamada : Formación Humana Integral y Religiosa manejada manejada( casi siempre) por profesores comprometidos , así se logra, cada (cada vez más por la presencia de profesores de fe ) la difusión de la doctrina cristiana; pero en estos momentos, la gente está menos apta (psicológicamente hablando), para asumir los principios cristianos, porque la realidad impone sus filosas reglas y obliga a muchos creyentes a distanciar sus palabras de sus hechos, construyendo un fariseísmo religioso de nuevo cuño.

En países avanzados donde hay más equidad, las sociedades (no tan creyentes) viven de manera ordenadas, porque se han realizado las inversiones sociales de rigor que han hecho posible la eliminación de cárcel, el descenso de la criminalidad, el analfabetismo, el desempleo… contrario a lo que pasa aquí, en nuestro país donde la deuda social aumenta junto a la pobreza y la delincuencia, y a pesar de que contamos con una Iglesia Católica empoderada y varias Iglesia evangélica diseminadas en nuestros barrios, campos y ciudades, la criminalidad sigue en aumento.

Entiendo, que nuestros problemas sociales no son por falta de difusión del mensaje bíblico, se debe a la poca funcionalidad de un sistema socio-económico que trabaja para solventar el privilegio de un reducido grupo que posee el control de los recursos vitales de la nación quienes cuentan con las instituciones sistemáticas que justifican sus privilegios, pero no llegamos a asociar nuestros problemas sociales con los males que genera el Sistema que nos han impuesto los poderosos sino que los asociamos con variables de otra naturaleza…

Etiquetas

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros Artículos

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker