Historiador de la Ciudad

Fundación de la villa de Salvaleón de Higüey (2 de 2)

Por Francisco Guerrero Castro

Francisco Guerrero Castro, historiador.

   Según Luis Arranz Márquez[i] la villa de El Seibo, Hicayagua, se fundó tras la guerra del Higüey y despoblada a los pocos años. Y si recordamos a Las Casas: “Mandó poblar el Comendador Mayor, Ovando, dos pueblos o villas de españoles para tener esta provincia del todo segura, que más cabeza no alzase; una, cerca de la mar, que fue llamada Salvaleón; y la otra, dentro de la tierra, llamada Sancta Cruz de Aycayagua, y, entre ambas, repartió todos los pueblos de los indios, que sirviesen a los cristianos, que al cabo los consumieron”.[ii]

   Entre finales de 1504 al 20 de mayo de 1505 se fundaron Salvaleón de Higüey y Santa Cruz de Aycayagua, El Seibo. Las Casas escribió que el Comendador Mayor mandó a fundar Salvaleón de Higüey y Santa Cruz de Hicayagua para que “no levantasen más cabeza”. Y así fue. Terminada la Segunda Guerra de Higüey no hubo más insurrecciones en el cacicazgo por lo que vino una etapa de dominio, tranquilidad y poblamiento. El cacicazgo fue conquistado. Resulta coincidente y conviene poco olvidar, según Luis Arranz Márquez, que la afluencia de pobladores españoles fue contínua, entre 1504 y 1507, favorecida por la crisis social y económica que vivía Castilla, especialmente, entre 1502 y 1508; hasta el punto de hacer que Ovando solicitase al monarca, en 1507, la prohibición de pasar a nadie, aunque fuese persona de trabajo. La villa de Salvaleón de Higüey se comenzó a poblar, como menciona Las Casas, finalizada la Segunda Guerra de Higüey, a partir de diciembre de 1504.

   Junto con esta inmigración el desequilibrio en que vivía la Isla era más ostensible y los reclamos de mano de obra india más insistentes. Para negociar alguna solución a este problema los procuradores Antón Serrano y Diego de Nicuesa fueron encargados de dirigirse a Castilla, en el verano de 1507; aunque se desconocen los documentos que portaban, se pueden descifrar por las respuestas del Rey a cada una de sus peticiones. Entre esas diligencias estaba la petición de concesión de escudo de armas para la villa de Salvaleón de Higüey; lo cual fue aprobado.

   Esto es importante. Una de las peticiones de los citados procuradores se relacionaba con algunos derechos de conquista y ni el Rey le discutió en puntos de derecho que todos los indios esclavizados, en las guerras o pacificaciones de Jaraguá e Higüey, eran propiedad de quien los adquiría como botín de guerra o bien los comprara “por cantidades”[iii]. Mucha lógica tiene la expresión “por cantidades” ya que en este cacicazgo fue en donde más indios fueron hechos prisioneros y trasladados a Santo Domingo para emplearlos en la construcción de las edificaciones. Ese fue el botín de guerra, porque el oro era escaso en las tierras del cacicazgo de Higüey.

   Dados los testimonios históricos, de primeras y segundas fuentes, se puede concluir que el intervalo de fechas, de finales de 1504 al mes de mayo de 1505, es el lapsus de tiempo en que se fundó y comenzó a poblar la villa de Salvaleón de Higüey. Porque incluso, un año más tarde, para el 8 de septiembre del año 1506 y hasta el 21 de abril del año 1507, ya teníamos clérigo[iv] según la “Relación de cuentas de Cristóbal de Santa Clara”. Aparece un pago en el mes de abril registrado a su nombre.

   Ovando oficializó la fundación enviando un clérigo a Higüey, el 8 de septiembre del año 1506, a diez meses de salir hacia España Diego de Manresa y el Bachiller Antón Serrano; quienes solicitaron ante las Cortes Reales “escudos de armas”, para Santo Domingo y demás villas, incluyendo a Salvaleón de Higüey.

   Dada la importancia de Higüey en el aspecto religioso, el cual tratamos en esta obra, ampliamente, es necesario preguntarnos ¿por qué el salario de dicho clérigo fue calculado desde el 8 de septiembre en vez del día primero?[v]Quizás, porque Nicolás de Ovando nombró un sacerdote, a la vez que levantó el acta de fundación, pues sólo el gobernador tenía el derecho de fundar una villa.

   Es interesante el hecho de que a 20 kilómetros del pueblo natal de Nicolás de Ovando, en Garrovillas de Alconétar, Cáceres, existe un santuario de Nuestra Señora de La Altagracia desde los años 1400. Su fiesta es el 8 de septiembre. ¿Pura coincidencia?[vi] Según el Dr. Esteban Mira Caballos[vii]el grupo en que se apoyaba Nicolás de Ovando para gobernar la Isla era llamado “los garrovillas”[viii]. Nicolás de Ovando nació y se crió a veinte kilómetros de la ermita de Alta Gracia, a las afueras de Garrovillas, en el noroeste de Extremadura. Por igual cuando fue nombrado Comendador de Lares, con apenas 17 años, su castillo se encontraba a sólo dieciséis kilómetros de una ermita de la Virgen de La Altagracia en el pueblo de Siruela en el sureste de Extremadura.

Nicolás de Ovando, gobernador de la isla

   En la villa de Higüey, en el año 1507, la población era estable. Ovando y Juan Ponce de León fueron socios en la crianza de cerdos, según Arranz Márquez; según Publio Hurtado, Ovando otorgó esclavos indígenas y tierras a Esquivel y a Juan de Villarroel[ix].

   El día 2 de marzo del año 2003 escribí al historiador sevillano Dr. Esteban Mira Caballos, por correo electrónico, quien tiene gran pasión, conocimiento y admiración por nuestra historia colonial; es el autor de la obra “Nicolás de Ovando y Los Orígenes del Sistema Colonial Español, 1502-1509”[x]. Le expresé que leí en su obra[xi] lo siguiente: “Y finalmente Salvaleón de Higüey, localidad situada en el corazón del insurrecto cacicazgo de Higüey y fundada en 1506 por Juan de Esquivel, Juan Ponce de León y Juan de Villarroel”. Le expresé que me interesaba la procedencia de esa información publicada en su importante obra; capítulo V, pág. 103. Recibí respuesta días después:

   “Tendría que mirar con detenimiento mis archivos para responderle con mayor precisión. Obviamente, no disponemos del acta fundacional de la villa, ni la documentación del AGI aporta más luz que algún dato secundario. Todo parece indicar que, tras el sometimiento de la región de Higüey, después de la segunda guerra, se hizo necesario o cuando menos recomendable que se instalase un núcleo de población permanente en el lugar. Todos los indicios de los cronistas apuntan a su fundación a finales de 1505 o más probablemente en 1506 y aunque se relacionan numerosos colonos en los orígenes de Salvaleón de Higüey (García Barrantes, Hinojosa, Trejo, etc.) lo cierto es que la fundación debió llevarse a cabo por los capitanes comisionados por Ovando. Juan de Esquivel y Juan Ponce de León estuvieron al frente de las operaciones. Incluso, este último decidió quedarse una temporada larga en la villa, produciendo cazabe que vendía a los armadores españoles que por allí pasaban (Las Casas III, Cap. 20). Junto a ellos iba otro conquistador destacado el jovencísimo Francisco de Villarroel que ya empezaba a descollar en las armas y que posteriormente pasó a Méjico y el Perú, siendo considerado uno de los conquistadores de la región de Charcas. También Villarroel, fue de los primeros colonos de la villa y además se quedó un tiempo en ella. Que Ponce de León y Esquivel fueron los fundadores de la villa es algo comúnmente aceptado. Quizás lo más novedoso que incorporo yo es mi idea de que, probablemente, Villarroel, otro de los capitanes presentes desde las campañas bélicas y en los orígenes del doblamiento de la villa participase también en el acto fundacional. Obviamente, como casi todo lo que se escribe de los primeros años de la colonización, es una hipótesis que yo sostengo al respecto, con más o menos apoyo documental. Probablemente, no le habré sido de mucha utilidad. Estas líneas se me acaban de ocurrir a bote pronto. Es seguro que usted, especializado en la historia de la villa, sabe de la cuestión mucho más que yo y podrá puntualizar mis afirmaciones. En cualquier caso, para fundamentar más mi posición, ahora que estoy trabajando en temas tan diferentes al de Oviedo, tendría que documentarme con mis materiales de forma más precisa. No conozco su obra aunque desde luego me sería de utilidad conocerla porque sigo trabajando en la historia de la isla Española en el siglo XVI. Precisamente dentro de pocas semanas saldrá en Santo Domingo un pequeño trabajo aportando algunas novedades inéditas sobre el Comendador Mayor. Por lo demás, la verdad es que la bibliografía dominicana que consigo no es demasiada. Casi se limita a las obras que publican y me envían algunos colegas dominicanos. De momento es todo; quedo a su entera disposición. Dr. Esteban Mira Caballos”.

   El día 3 de agosto del año 2003, en los salones del Club Social y Recreativo Salvaleón de Higüey, en presencia de Mons. Ramón Benito de La Rosa y Carpio, en aquel entonces obispo de la Diócesis de Nuestra Señora de La Altagracia, con motivo de la realización del panel “500 años de la fundación de Salvaleón de Higüey”, fui invitado a exponer mis últimas investigaciones sobre el tema. Lo mismo que ofrecí aquel día lo plasmo aquí: “de diciembre del año 1504…al 20 de mayo de 1505, ya terminadas las guerras, se fundó y comenzó a poblar……un 8 de septiembre del 1506, por primera vez, se envió un cura a la villa de Salvaleón de Higüey”.

   Juan Ponce de León fundó, un año después de la fundación del nuestro, un poblado en Puerto Rico llamado Higüey. El 24 de junio de 1506, llegó a la costa Oeste de Puerto Rico, desembarcó por la bahía de Añasco y, junto a Luis de Añasco, fundó el poblado de Higüey; primer poblado cristiano que se fundó en Puerto Rico. Nuestro Salvaleón de Higüey se fundó en 1505 un año antes que el Higüey de Añasco en Puerto Rico, en 1506.

   La Segunda Guerra de Higüey finalizó en marzo del 1505:

   “….guerra de represión fueron unos 300 hombres; entre ellos Bartolomé, su padre Pedro de las Casas y su tío Gabriel de Peñalosa, bajo el mando de Juan de Esquivel como capitán general. Al final de esta acción bélica, en marzo de 1505, fue apresado el gran cacique…”[xii]

   La villa de Salvaleón de Higüey se fundó y comenzó a poblar a mediados de 1505; Ovando escribe a su hermano que tenía el control absoluto de la Isla, que podía gobernarla cualquier mortal. En la generalidad las fundaciones se dan después de la conquista como es el caso.


[i] Arranz Márquez, Luis. Repartimientos y Encomiendas en la isla Española, Fundación García Arévalo. Pág. 406

[ii] De Las Casas, Bartolomé. Historia de Indias. Libro Segundo. Cap. XVIII, Pág. 52 y en otra edición Tomo III, Pág. 101 y 102.

[iii] Arranz Márquez, Luis. Op. Citatum. Págs. 108, 109.

[iv] El nombre de este clérigo era Juan Mateos “clérigo que empezó a servir por cura de la dicha iglesia de Salvaleón de Higüey” reza en el escrito de la Relación de Santa Clara.

[v]  Fleury, John. Op. Cit.

[vi] Ibídem.

[vii] Mira Caballos, Dr. Esteban. Op. Cit.

[viii] Ibídem.

[ix] Juan de Villarroel, de Alcántara. — Era hermano de Antonio de Villarroel, el descubridor de las minas del Potosí, y partió a las colonias con Ovando, que le dio repartimiento en Salvaleón de Higüey. Pero ansiando mayor fortuna, abandonó su nueva casa y hacienda y se trasladó al Perú. Desde aquí pasó á la conquista de Chile con Valdivia, midiendo, gloriosamente, sus armas con los soldados de Caupolicán, el héroe araucano, como lo atestigua Ercilla en su inmortal poema. Por último, se interesó en las empresas explotadoras de su hermano, y se le tiene por fundador de la ciudad del Potosí, de la que fue primer gobernador.

[x]  Editado por el Patronato de la Ciudad Colonial de Santo Domingo. Impresión Amigo del Hogar. Diciembre del 2000.

[xi]  Mira Caballos, Dr. Esteban. Op. Citatum.

[xii]  Bartolomé de Las Casas, viajero por dos mundos: Su figura, su biografía sincera, su personalidad. Escrito     por Isacio Pérez Fernández. Publicado por Centro de Estudios Regionales Andinos “Bartolomé de Las Casas”, 1998.

Guerrero Castro, Francisco, 1964-. Origen, Desarrollo e Identidad de Salvaleón de Higüey. Santo Domingo, República Dominicana: Editora Nacional, 2011. ISBN 978 9945 469 46 2

Etiquetas

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker