Parecer

Karina o Cholitín: la decisión de los higüeyanos.

Por Rafael Gil

A pocos días de la contienda de electoral programada para el domingo, 16 de febrero de 2020, el escenario político higüeyano lo dominan dos personajes que han acaparado la atención de todo un pueblo: Karina Aristy, actual alcaldesa, y el líder opositor Rafael Barón Duluc “Cholitín”, candidatos a la alcaldía del municipio Higüey.

La gran pregunta es: ¿Quién de ellos dos ganará las elecciones?

Las encuestas serias indican un empate técnico entre ambos candidatos, aunque cada quien se ha proclamado de manera anticipada como vencedor de la justa cívica que está pautada para este domingo.

En la recta final del proceso electoral los equipos de campaña realizan sus mayores esfuerzos para lograr convencer a los electores indecisos que son los que van a inclinar la balanza a favor de Karina o Cholitín.

Los higüeyanos asisten a un escenario electoral bastante complejo, porque no se ve con claridad quien podría ganar la alcaldía de Higüey, por lo reñida de la contienda electoral.

Se pronostica que quien gane las elecciones no lo hará por una diferencia muy marcada, porque ambos candidatos lucen muy fortalecidos.

En esta fase del proceso queda la parte más importante: al final ganará el candidato que cuente con la mejor logística operativa para desplazar a los electores a las urnas; para eso hay que disponer de mucho dinero, a fin de garantizar un buen equipo de transportación y disponer de buenos delegados que sepan defender los votos en los colegios electorales.

Una contienda electoral es una guerra de percepciones, que tiene como campo de batalla la mente de los electores; en política es más importante la percepción que la realidad, es decir, en política la percepción es la “realidad”.

“A los Aristy no les gana nadie”, “a esa gente nadie los tumba”, afirman muchas personas en la comunidad; por otra parte, de Cholitín se afirma que ahora es su oportunidad de ganar porque cuenta con el apoyo de una coalición de diez partidos políticos que sustentan su candidatura.

En política 2 más 2 no son 4, hacer sumatorias de resultados de procesos electorales pasados para extrapolarlos al escenario de la actual contienda comicial es un oficio especulativo e incierto.

Cada proceso electoral es diferente, la política como actividad dinámica depende mucho de las circunstancias.

Las circunstancias del año 2016 no son las del año 2020; han sucedido muchas cosas.

El ejercicio aritmético de ponerse a sumar los votos que obtuvo individualmente cada uno de los candidatos a alcalde del municipio Higüey en el año 2016, y afirmar que ahora esos excandidatos han hecho un acuerdo para apoyar al candidato que quedó en segundo lugar en aquella ocasión, garantiza que ahora Cholitín “gane con un 70 %” , no es más que una ilusión, porque en esta contienda se han dado condiciones que en aquella oportunidad no se produjeron.

Es un error apoyarte únicamente en que todo te saldrá conforme a como tú lo piensas, sin analizar los pros y los contras de la estrategia de tu adversario.

La alcaldesa Karina Aristy tiene cuatro períodos consecutivos dirigiendo los destinos de la municipalidad higüeyana, y en esta ocasión se repostula con el propósito de alcanzar su quinto período; con esa dilatada carrera al frente del cabildo de la ciudad más oriental del país, debería tener un gran desgaste como funcionaria y los electores estar cansados de ella, pero por desgracia o por fortuna no es el caso, a pesar de todo mantiene una gran popularidad y una simpatía relativamente alta para todo el tiempo que lleva siendo la ejecutiva principal del municipio Higüey.

El gobierno central ha dado un apoyo enorme a la actual gestión municipal de Higüey, con la ejecución de un gigantesco plan de asfaltado de calles, que ha incluido casi la totalidad de los barrios y sectores de la ciudad Salvaleón de Higüey; asimismo, durante el período 2016-2020, es cuando más obras ha construido el cabildo higüeyano: parques, canchas deportivas, centros comunales, dispensarios médicos, remozamiento de la biblioteca municipal, aceras, contenes, badenes, afirmado de calles, centenares de becas a estudiantes universitarios, patrocinio a promociones de bachilleres, pago de intervenciones quirúrgicas a decenas de personas, además del consabido plan asistencialista y clientelar que ejecuta conjuntamente con su padre, el senador Amable Aristy Castro.

El candidato opositor, Rafael Barón Duluc, Cholitín, goza de una gran popularidad y simpatía en los barrios y el polígono central de la ciudad Salvaleón de Higüey; los partidos que lo postulan están decididos a respaldarlo hasta las últimas consecuencias, defendiendo aguerridamente su posibilidad de triunfo. En cambio, Karina Aristy tiene un voto duro en la clase conservadora higüeyana, los sectores periféricos de la población, y domina la simpatía en las zonas rurales.

No obstante, hay que recordar que simpatía no es intención de voto; en este país muchas veces la simpatía hay que convertirla en sufragios con una serie de mecanismos que implican el beneficio personal directo e inmediato del votante.

Los seguidores de Cholitín se apoyan en que ya los votos de los distritos municipales de La Otra Banda, Las Lagunas de Nisibón y Verón-Punta Cana no cuentan para la elección del alcalde del municipio Higüey, que fueron los que le dieron el triunfo a Karina Aristy en las elecciones de 2016.

Sin embargo, olvidan la gran cantidad de votantes de esas localidades que hizo el cambio de residencia para votar en uno de los colegios electorales de la ciudad Salvaleón de Higüey.

De acuerdo a apreciaciones, se estima que este domingo 16 de febrero vendrán procedentes de distintas localidades del país a votar a esta ciudad alrededor de diez mil personas, y comenta la maledicencia que ese es el as que tiene bajo la manga el legendario caudillo político altagraciano, Amable Aristy Castro, para asegurar la quinta victoria consecutiva de su hija al frente de la alcaldía del municipio Higüey.

Si el equipo de Cholitín no ha diseñado una estrategia para enfrentar los recursos del gobierno y los trucos del senador de La Altagracia, iría a una contienda bastante compleja y difícil para él.

Etiquetas

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker