Parecer

La Balaguerización de los partidos

Por Francisco Americo Aristy

Para la población dominicana ya no existen diferencias entre las ofertas electoral de cada organización política y que en definitiva todos caen en las mismas cosas. .el autoritarismo clientelismo ‘desconocimiento del estado de derecho y centralización de los poderes.

“El mejor signo para definir la política es que todos entienden que Balaguer es padre de la democracia ‘es decir todos los partidos en vez en vez de mirar hacia el futuro miran hacia atrás ‘por que ven a Balaguer como el maestro de la política y todos actúan como Balaguer “” y una muestra de esto es Leonel y Danilo que enterraron el libro de juan Bosch asumiendo la receta del caudillo de navarrete :

Y esto es desalentador para la población dominicana que el fallecido líder reformista aun después de muerto sea que ponga las pautas  en el comportamiento político nacional ‘algo deprimente que políticos de la talla de Danilo y Leonel y los demás partidos reaccionen implementado estrategias de cortes balaguerista como lo que está ocurriendo en el congreso de la república y la ley de partidos y las primarias dónde quieren imponer la mayoría y no el respeto a la constitución de la república :igual los hacen los partidos de oposición cuando logran detentar una posición

Ese rezagamiento ese atraso de la política ‘produce mucho escepticismo por ejemplo la juventud dominicana no ve en ninguno de esos políticos un Modelo a seguir por eso las recientes encuestas muestran que un 60 por ciento de los jóvenes no les interesa la política; por que entienden que actualmente existe un atraso en la política mayor que en los 70 por que todos han perdido su esencia.

Muestra clara lo que ocurrió con el Partido Revolucionario Dominicano,  que de ser un una organización policlasista se convirtió en un cajero de conservadores como Miguel vargas, como contable del negocio. De igual modo paso en el Partido de la Liberación Dominicana, que dejaron de ser un partido de ética  y de lucha para pasar hacer una maquinaria clientelista en la praxis tan conservadora como el partido reformista  en los tiempos de Balaguer, dónde lo que importaba era el poder no el mecanismo.

Por eso la población, aunque voten en el espectáculo electoral, sienten y perdieron el interés  en los partidos puesto que estas organizaciones abandonaron las luchas por el interés de su propio lucro.

Etiquetas

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Escribanos y envíenos sus denuncias.
Powered by

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker