Parecer

La batalla electoral por la senaduría: ¿Amable, Cedano o Robert?

Por Rafael Gil

A pocos días para el certamen comicial que está fechado para el domingo, 5 de julio de 2020, aumenta la intensidad en vista a la elección del próximo senador de la provincia La Altagracia, que a pesar de haber nueve postulantes al cargo, solo tres tienen posibilidades reales de ocupar la curul representativa de los altagracianos en el Senado de la República.

Es una práctica común de todo candidato decir que va a ganar o que está en primer lugar, como estrategia para lograr un posicionamiento en la mente de los electores, con el objetivo de enviar al electorado una percepción de triunfo en torno a su candidatura.

En la actual campaña electoral ese viejo truco está latente, y los tres principales candidatos senatoriales, a saber: Amable Aristy Castro, Virgilio Cedano y Robert De La Cruz, aseguran que ganarán abrumadoramente la justa cívica, pero resulta que por lo menos dos ellos incurren en la mentira emotiva para conquistar adeptos y tratar de convencer a los indecisos, porque habrá un solo ganador.

Se denomina mentira emotiva o posverdad a la distorsión deliberada de una realidad en la que los hechos objetivos tienen menos influencia que las apelaciones a las emociones y a las creencias personales, con el fin de crear y modelar la opinión pública e influir en las actitudes sociales.

¿Falta a la verdad un candidato cuando afirma que va a ganar, a sabiendas que las encuestas indican lo contrario? Definitivamente, no; porque no se trata de expresar la verdad objetiva, sino de manifestar su verdad subjetiva en función de sus intereses políticos;además, el ejercicio de la política es amoral, es decir, que en la política la moral carece de valoración al momento de ejecutar una acción para lograr un propósito; en esta actividad no hay actos buenos, malos, correctos o incorrectos desde el punto de la moral social o cristiana, aquí lo que se busca es lo útil y funcional para alcanzar los resultados deseados; en política no se hace o se dice lo correcto, sino lo que conviene; la verdad de un candidato no es la verdad real y objetiva, el vende ideas y propuestas que resulten verosímiles para persuadir a los votantes y atraerlos a su causa.

La política no es un juego de niños: es una práctica amoral, he dicho amoral(sin moral), no inmoral (contrario a la moral); es decir, la política para su ejercicio carece de valoración o sentido moral.

La moral se define la como disciplina filosófica que estudia el comportamiento humano en cuanto al bien y el mal; sin embargo, la moral varía en función de los valores y la cultura de cada persona.

La política es una guerra, y en una guerra no hay moral, lo que importa es el resultado:ganar

Por eso las personas mojigatas o de exagerados escrúpulos morales y religiosos y que no entiendan el ejercicio de esta actividad no deberían ser dirigentes ni candidatos; para ser político hay que conocer los intríngulis del quehacer de esta ciencia-arte; ponerse una coraza semejante a la piel de un cocodrilo y desarrollar un temperamento flemático si no se tiene; saber soportar todo tipo de ataques, no ser iracundo y estar preparado para confrontar posiciones de menara permanente.

El político como vendedor de sueños y esperanza actúa como un mentiroso creíble, procurando siembre convencer por medio de “su verdad”, que no tiene absolutamente nada que ver con la verdad objetiva, porque no se trata de decir la verdad, sino de decir, apelando a las emociones, lo que la gente quiere escuchar y que aun mintiendo la gente le crea.

En política la percepción es mucho más importante e influyente que la realidad, porque es determinante lo que la gente crea que lo que sea; un candidato podría estar diciendo la verdad y la población no creerle, en cambio, hay candidatos que mienten y la gente les cree, por eso un político debe procurar siempre actuar en correspondencia con la percepción si le favorece, y si esta lo perjudica, debe trabajar para variarla diseñando un plan dirigido a calar en la mente de los electores, por medio de las emociones.

Una campaña electoral es similar a una guerra, pero utilizando otros medios de combate; en la guerra y la política toda táctica es válida, siempre y cuando se trate de alcanzar algún fin.

Muchas personas que incursionan en la actividad política fracasan, porque pretenden manejarse en esa actividad como se conducen en su vida profesional o social, y resulta que no es lo mismo; para ser político se necesita un temperamento especial y estar “dispuesto a lo que sea” para retener el poder o alcanzarlo.

En una campaña electoral al igual que en una guerra, la primera víctima es la verdad, porque en ambas contiendas todo se manipula, y solo se revelan detalles convenientemente, con el propósito de dar la connotación de que se está ganando, aunque la realidad sea diferente.

¿Quién va a ganar la senaduría de la provincia La Altagracia? quien haga una correcta utilización de sus recursos humanos y disponga de recursos económicos suficientes para lograr posicionarse de manera emotiva en la mente de los electores, por medio de dádivas, por su carisma o mediante su personalidad cautivadora.

Hay algo que no se debe olvidar, y es que el voto no es racional, es emotivo; al momento de elegir la gente no razona, solo se emociona, y el candidato debe siempre apelar a los sentimientos del votante para poder convencerlo.

En la presente campaña electoral tenemos tres candidatos que están dando la batalla para ganar la senaduría de la provincia La Altagracia; por un lado lado tenemos al veterano senador Amable Aristy Castro, un político exitoso y con una amplia experiencia, que ha basado su liderazgo en el populismo clientelista, lo que le ha granjeado un gran apoyo popular en los sectores marginados y en la zona rural, ganando siete veces consecutivas la senaduría de la provincia La Altagracia; por otra parte está el doctor Virgilio Cedano, un obstetra-ginecólogo, próspero empresario de la medicina, dirigente político que candidato a senador en el 2002, por el PLD; además, ha sido viceministro de Turismo, viceministro de Salud Pública y Director Regional del Servicio Nacional de Salud, en los gobiernos del PLD; y en la otra posición está Robert De La Cruz, un joven político, que a pesar de su edad ha podido alcanzar posiciones de poder y nombradía, como asistente del presidente Danilo Medina, delegado técnico de su partido ante la Junta Central Electoral y miembro del Comité Político del PLD, posiciones que le han dado proyección y notoriedad a escala nacional, especialmente en su provincia natal, a cual a regresado como postulante senatorial, para unificar su partido en torno a su candidatura, ejecutando acciones asistencialistas que le permitan avanzar, para romper la polarización y desplazar a sus dos principales contendores de la competencia.

La gran pregunta consiste en despejar la incógnita para saber quién será el próximo senador de La provincia La Altagracia, porque la batalla electoral entre ellos luce muy reñida, a juzgar por el intenso proselitismo político que desarrollan.

En conclusión, va a ganar la senaduría quien tenga un discurso emotivo que conecte más con los intereses de los electores; también influye el reparto de dinero, electrodomésticos y raciones alimenticias, el uso efectivo de la publicidad y la propaganda a través de los medios de comunicación tradicionales, las redes sociales y el buen menejo con los distintos sectores y capas sociales y poseer la capacidad logística para transportar a personas a los colegios electorales para votar por él el día de las elecciones.

En una campaña electoral se trabaja con un plan estratégico bien diseñado, para ser ejecutado al pie de la letra, tratando de no cometer errores, que en política se pagan muy caros.

Quien no tenga claros estos conceptos básicos del arte de la política, difícilmente pueda conseguir un desempeño que le permita salir airoso en una contienda electoral, o ser un político exitoso.

Etiquetas

Relacionados

1 thought on “La batalla electoral por la senaduría: ¿Amable, Cedano o Robert?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker