Parecer

La encrucijada de Amable Aristy.

Por Rafael Gil

El legendario senador de la provincia La Altagracia, Amable Aristy Castro, sostuvo recientemente encuentros por separado con los líderes perremeístas Luis Abinader e Hipólito Mejía, con el propósito de buscar un acercamiento con el Partido Revolucionario Moderno, a los fines de apoyar al candidato presidencial esa organización política, al tomar la decisión de romper el pacto de alianza del Partido Liberal Reformista con el Partido de la Liberación Dominicana, por su disgusto con dirigentes peledeístas que no apoyaron la candidatura a la reelección de su hija, la alcaldesa Karina Aristy, y supuestamente provocaron su derrota en las pasadas elecciones municipales del 15 de marzo de este año.

Según fuentes cercanas al legislador altagraciano, éste está muy inconforme con el rol jugado por peledeístas higüeyanos, quienes no hicieron el trabajo electoral o actuaron a favor del candidato de la oposición, Rafael Barón Duluc Cholitín, hoy alcalde del municipio Higüey.

Un mar de especulaciones se ha formado en torno a su decisión de apoyar las aspiraciones presidenciales de Luis Abinader; hay mucha confusión en la ciudadanía y aún más entre sus seguidores.

Hay quienes perciben y piensan que Amable Aristy está afectado por la derrota sufrida por su hija, y aparentemente es la principal razón de su actitud.

La gente se pregunta si el viejo zorro de la política altagraciana presentaría su renuncia como candidato a senador del PLD, para quedarse únicamente como candidato de su partido, el PLR; en vista de que ya está inscrito como el candidato del partido morado y sus aliados, y no hay tiempo para hacer pactos e inscripciones de candidaturas, porque a la luz de lo que establece la ley orgánica 15-19, que crea el sistema de régimen electoral del país, ya los plazos para tales fines vencieron.

Amable Aristy tendría que quedarse como candidato a senador del PLD, y si renuncia, la candidatura podría ser declarada desierta por la Junta Central Electoral o el Tribunal Superior Electoral, porque ya hay un precedente al respecto con una candidata a vicealcaldesa, o los jueces apelar a jurisprudencias comparadas de los órganos electorales de México, Colombia o Costa Rica, para dictar un fallo en relación con el extraño caso del senador Aristy Castro, y ante la hipotética posibilidad de que su candidatura sea declarada desierta, por defecto y regla elemental ganaría el candidato a senador que contiende con él, doctor Virgilio Cedano, postulante a senador de la Fuerza del Pueblo, apoyado por el Partido Revolucionario Moderno y otras organizaciones aliadas.

Hay quienes afirman que Amable Aristy, como si fuera un aguzado dominocista, tendría que jugar muy bien la ficha de ganar, para que no se le tranque el juego con el doble seis en las manos, y se quede sin pito y sin flauta.

La política se ejerce con el cerebro, no con el corazón, por primera vez Amable Aristy, embargado por el desconcierto y la pena que le produjo la pérdida de la alcaldía de Higüey, que era su principal feudo político y asistencialista, se está conduciendo de manera emotiva y tomando más en consideración el profundo amor que siente por su hija Karina, que en pensar concienzudamente en la posibilidad de desarrollar un papel estelar durante el próximo certamen comicial.

Pareciera que el legislador altagraciano no está calculando el altísimo riesgo que corre al dar un paso que pudiera ser en falso y temerario, al decidir apoyar a Luis Abinader como candidato presidencial, solo por vengarse la traición que le hicieron dirigentes peledeístas higüeyanos.

Luis Abinader aparece en primer lugar en todas las encuestas que se realizan, pero eso no indica que vaya a ganar en primera vuelta de manera ineluctable, todavía hay muchas variables que están en juego y que pudieran cambiar la percepción del electorado.

¿Y si Abinader no gana?

¿Y si aparte de los perremeístas y leonelistas, también los peledeístas deciden votar por Virgilio Cedano, en vista de Amable Aristy no va a apoyar a Gonzalo Castillo, candidato presidencial del PLD, y en virtud de que el voto de los diferentes niveles de elección es independiente uno del otro y los electores pueden sufragar fraccionando el voto, podrá Amable Aristy retener la senaduría de La Altagracia?

Innecesariamente, el sempiterno legislador altagraciano se está jugado su faja de invicto y podría ser derrotado de manera humillante, porque está haciendo una jugada muy peligrosa y le podría salir más cara la sal que el chivo.

Amable sabe muy bien que ha sido el político más amado y odiado simultáneamente por múltiples sectores de la sociedad altagraciana, y que sus adversarios políticos y personales siempre le han tenido envidia y tirria, y ahora está imbuido en una jugada rarísima y sumamente peligrosa, y sus enemigos tradicionales van a aprovechar la circunstancia para tratar sacarlo de circulación para siempre; en consecuencia, él debe buscar asesoría política y legal urgentemente, porque las elecciones están cada vez más cerca y sus seguidores están muy confundidos.

“Cómo es posible que Amable Aristy ahora salga de manera sorpresiva a pedirnos que apoyemos a Luis Abinader, cuando fue este como líder del PRM, que aportó los votos para sacarnos de la alcaldía. ¿Qué jugada es esa?”, me reveló un activista del PLR a través de una nota de voz por WhatsApp.

Sin embargo, otro reconocido correligionario del senador de La Altagracia, me manifestó personalmente lo siguiente: “el 90 por ciento de los seguidores de Amable queríamos que él pactara con el PRM en las pasadas elecciones; le advertimos que los peledeístas nos iban a traicionar, que no votarían por Karina, y ya tú ves el resultado; perdimos la alcaldía por esos traidores; si Karina hubiese sido candidata por el PRM, hubiera ganado cómodamente, porque los perremeístas votan por el candidato que les pongan, aunque proceda de otra parcela política; por eso, ahora, los amablistas apoyamos la decisión de nuestro líder de apoyar a Luis Abinader como candidato presidencial y próximo presidente de la República”, puntualizó el dirigente político.

Se comenta que aparte de las razones personales que tendría Amable para romper vinculos con el PLD, también hay un motivación de tipo político, y es su fascinación por el poder, ya que según la maledicencia estaría interesado en que el PRM, con la mayoría de alcaldes que tiene, lo escoja como secretario general de la Liga Municipal Dominicana, o lo nombren en un Ministerio o alguna Dirección General en un posible gobierno de Luis Abinader, a partir del 16 de agosto del presente año.

Como ya se quebró la percepción de que los Aristy eran imbatibles en Higüey, para que se le puedan dar sus planes como él espera y no seguir bailando en la cuerda floja, el más grande caudillo político provincial dominicano de todos los tiempos, tendría que poner en marcha su tradicional maquinaria asistencialista y clientelar, hilar muy fino y hacer sus famosos amarres políticos, pero esta vez con un nudo gordiano que le permita amarrarse muy bien e impida que sus adversarios le desaten su lazada, para poder continuar con su cacicazgo en la más oriental provincia del país.

Etiquetas

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker