Parecer

La fósil democracia dominicana

Francisco Américo Aristy

La democracia dominicana es cada día más cadavérica, la envestida inferida la ha convertido  casi en unas exequias. Así como está el sistema en momento geriátrico dónde sus principales figuras sé resisten a morir políticamente lo que ha llevado al sistema a tornarse esquelético  que impide su Renovación dónde emerjan nuevas caras que genere nuevos bríos que consisten simpatías y un estadio de nueva Esperanza, ya son muchos los que por su tiempo no imprimen seguridad  y posibilidad porque por su alejamiento en los puestos la población ya ni les rinde pleitesía viéndolo con pábulo y menosprecio; pero aun así esta fauna sigue con la insistencia con su prédica caduca y poco convincente queriendo establecer un sanedrín político lo que ha llevado al sistema a palidecer borrando toda iniciativa modernizadora que impida el ya marcado descreimiento de las organizaciones políticas nacional.

Una muestra ilustrativa es qué una gran mayoría de sus dirigentes ya pasan de sesenta años envejeciendo en la mismas posiciones de los partidos  dónde se han aposentado como si fuese cubículos privados que no pueden abandonar. Por eso causó impresión del destacado político Español Felipe Gonzales marques cuando giro una visita al país como invitado para impartir una conferencia en el senado dominicano en el año dos mil dos cuando fijo la vista hacia los concurrentes y vio la misma figuras con excepción de alguna que eran las mismas que conoció en la primera visita que hiciera al país en el año mil novecientos   setenta y cinco  lo que con expresión de asombro crítico diciendo que eso no era saludable a la democracia y que era  una muestra que a lo interno de los partidos Dominicano no existía una real  Democracia lo que aún está ocurriendo hasta nuestros días dónde solo la muerte lo separa de las posiciones :

Esto ha llevado que el país todavía opere en la sociedad partidista el caudillismo con dócil de concho primismo propio del atraso que siguen presentando la gran mayoría de los políticos nuestro dónde incluso tasan y transfieren los asientos en los partidos a generaciones familiares para así influenciar y conducirlo como ventrílocuo:

Desde los acontecimientos que dio al traste con la desaparición de Trujillo y poco después la Revolución de abril son y han sido pocos los cambios en el país y esa es una de las principales consecuencias el añejamiento de figuras políticas que no cambian e incluso les ponen precio a los supuestos aporte que hicieran a la democracia cobrando como facturas y bonos por eso vemos con frecuencia decir que ese partido es parte del patrimonio de determinado grupo cuando en Realidad debe y tiene que ser la expresión del sentimiento histórico pero no es así ya que el tiempo de estos grupos en las posiciones le han imprimido el sello de retranca por la inmovilidad ya octogenaria  Que país….

Etiquetas

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros Artículos

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker