Editorial

Las redes sociales y su uso perverso

Editorial

Con frecuencia tenemos acudimos a escenarios a los que nunca imaginamos, sin embargo, cuando creemos estar alejados del riesgo, que por estar refugiado en el hogar, oficina o compartiendo sanamente, al hacer uso de un dispositivo tecnológico, que nos comunica con el mundo exterior, nos vemos impactado por algún evento que nos podría resultar desagradable a la vista y lo que es peor, impactarnos de forma tal, que pudiera causarnos graves daños emocionales.

La tecnología como todo en estos tiempos de globalización representa una gran aliada, para el desarrollo de la humanidad, poniendo al alcance de todos las mas novedosas herramientas, que nos permite estar al dia de lo que ocurre en nuestro entorno y el mundo, muestra de ello es que con la aparición del fenómeno de las redes sociales, podemos estar en contacto con nuestros seres queridos y lo mas impactante es que podemos vernos en tiempo real, momentos que jamas imaginamos, cuando por primera vez se puso en practica la video conferencia en el país que había que acudir a escasos centros de la principal prestadora de servicios de telecomunicaciones.

La diversificación de la tecnología, no se ha hecho esperar, desde la aparición de las primeras redes sociales que recordemos como Hi-Fi, los Chats y demás comunidades sociales y hoy contamos con la mas variada gama de redes sociales, que han posibilitado, no solo entrar en contacto, sino que ha constituido un gran negocio para los emprendedores que apostaron a su desarrollo, muestra de ello, es el valor en el mercado de las principales redes sociales como Facebook, Twitter, Whats App, Instagram, YouTube, Snapchat y cuantas mas existen, pero menos populares.
Como todo desarrollo, acompañado de las secuelas negativas, las redes sociales, manejadas por personas consciente de su responsabilidad ciudadana, también son utilizadas por mentes perversas, que hacen de las mismas un uso perverso y esto viene a propósito de ver como un accidentado con las piernas destrozadas, atrapado en los escombros de un vehículo accidentado, imploraba a quienes creyendo le auxiliarían, solo se ocupaban de grabar con sus celulares la dramática escena, “Que no le firmaran en ese estado para que su familia no vieran esas imágenes”, fue la escena narrada por quienes auxiliaron a Fernando Rainieri, hijo, la pasada semana, quien al cabo de unas horas falleció; otra escena propia de la irracionalidad del uso de las redes sociales, fue la muerte de Jeury el pasajero del autobús de Aptpra, grabado desde un celular en estado agónico, subido de inmediato a las redes sociales y utilizadas dichas imágenes por medios que debían contribuir al uso correcto de las redes sociales.

Hagamos conciencia de que lo que no nos gustaría que nos hagan, hacer lo propio, no hacerlo, de esta forma, contribuiremos a que a las redes sociales le sea dado el uso para lo cual sus creadores concibieron e idearon y así reducir a la mínima expresión, el uso perverso que se le viene dando, sin contar con la destrucción de imágenes que diariamente se puede observar, colocando imágenes y noticias falsas, las que al poco tiempo se vuelven virales, confiamos que necesariamente, tendremos que tomar conciencia del daño que podemos causar.

Etiquetas

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker