Áreas del Saber

Los 12 mandamientos en la cama

¿Te da curiosidad saber cómo es un hombre en la cama, incluso antes de llegar a la etapa del contacto físico? Según estudios realizados por la Sociedad Española de Intervención en Sexología, existen algunas claves que te ayudan a determinar si el hombre que te gusta es o no bueno bajo las sábanas.

La más importante es si tiene la capacidad de hablar de sexo, de preguntarte sobre lo que te gusta o no y de hacerte saber lo que él disfruta.
Pensando en esto, la sexóloga clínica Flavia Dos Santos, decidió escribir un libro llamado Sexo Mandamiento, un práctico manual que reúne temas de interés general como mitos y verdades, fantasías, educación sexual y por su puesto los modales en la cama.

¿Por qué son indispensables los modales en la cama? Son la forma de asegurar que ambos tengan una experiencia placentera y que tengan el deseo de repetirla.

1. ¿Qué pasa con las palabras mágicas ‘Por favor’ y ‘gracias’
Una frase como “¡No pares!” es para los hombres incluso más efectiva que el Viagra. Sin embargo un ‘gracias’ en el momento equivocado puede ser catastrófico.

2. Comparar, gran error
Nada enfría más a una persona que andar contando intimidades de alguien que no está involucrado. En honor al momento que vas a pasar con esta persona y por respeto a ella, cierra la boca, no digas nada malo ni bueno.

3. Los límites borrosos del no
Si bien es cierto que las mujeres hemos abusado del ‘No, es Sí’, es necesario que dejemos de jugar con códigos indescifrables, no hablar con claridad puede llegar incluso a causar malos entendidos.

4. Nada de teléfonos
En el sexo la atención debe estar dirigida a la persona que está contigo. No respondas llamadas ni envíes mensajes mientras estás en la cama. ¡Nada arruina la pasión como la falta de atención!

5. Agugú
Hablar como bebés no tiene ningún rol en el erotismo. Hablar como bebés e infantilizar al otro no es placentero y afecta la libido.

6. Usá condón
Es de muy mal gusto calentar a una persona y dejarla así por no tener condón. El sexo necesita confianza para poder avanzar, pero también un condón para no arriesgar la vida y la salud.

7. Olvidar el nombre
Equivocarse de nombre antes, durante o después del acto sexual es un grave error. Pero no hay que hacer un drama, es bueno ofrecer excusas y no alargarse en la historia.

8. ¿Quién paga?
Partamos del principio irrefutable: el que invita paga. Sin embargo, hoy en día se habla de igualdad de géneros, entonces si la pasaron bien y los dos estuvieron de acuerdo en compartir la cuenta, no pasa nada.

9. Quiero que me @6/*+ con #%&/
Las palabras excitantes, por supuesto si en el momento más animoso del encuentro, tienen su encanto. Pero, si por ‘educación’ con tu pareja usted no es capaz de decir va.gi-na a la vagina o pe-ne al pene, debes prepararte para excitarla.

10.¿Qué pasa si dice te amo?
Muchas veces los amantes se ponen creativos y confunden la sensación de bienestar que produce el placer con el amor. Si no sentís lo mismo, lo más elegante es darle un beso y volver al ruedo. Está bien no sentir lo mismo, el amor no nos llega así de esa manera.

11.¿Qué hacer cuando llora?
Si es de placer, bravo, lograste la estrellita dorada del sexo. Ahora bien, si la cama termina siendo un diván terapéutico, esta historia nada tiene que ver con placer. Si la persona no quiere tener sexo, está bien. Podés abrazarla y acompañarla, pero tené cuidado con los que empiezan a contar todos sus problemas y traumas en la cama y sin ropa. ¡No es el momento, ni el lugar!

12. Salir corriendo después del sexo
Al igual que en la vida por fuera de las sábanas, como un buen invitado debes quedarte un poco más, lo suficiente para darle a entender que has pasado un buen rato. Pero, ojo, tampoco te quedes a vivir, no es bueno abusar de la hospitalidad.
Fuente: Aló / El Tiempo / Colombia / GDA

Etiquetas

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker