Deportes

Los números explican por qué los Yankees no están dispuestos a cambiar a Gary Sánchez

El dominicano Gary Sánchez por J.T. Realmuto, ¿quién le dice que no a ese cambio? Los Yankees, al parecer.

En una entrevista con la cadena televisiva YES, el gerente general de los Yankees, Brian Cashman, hizo lo posible para poner a dormir cualquier idea de que los Yankees estén tratando de canjear a su receptor, en contraste con algunos informes que indican que los Yankees estaban dispuestos a cambiar a Sánchez como parte de un paquete por Realmuto.

“Me han preguntado por Gary Sánchez”, dijo Cashman en la entrevista. “Él no está a la venta”.

Los Yankees ven a Sánchez como una estrella en desarrollo que pegó 53 jonrones y dejó .923 de OPS en 175 juegos entre el 2016 y el 2017, no como el jugador que tuvo problemas en el 2018, cuando puso .697 de OPS y bateó .186.

Y hay razones para creer que están en lo correcto, por todo esto que explicamos a continuación:

Sánchez le pega a la bola como pocos

Sánchez le pega a la bola como pocos, ni hablar de los receptores. Batear la bola con fuerza es una habilidad importante. Los jugadores que aporrean la bola duro tienen más probabilidades de dar hits y hacerle daño al equipo rival. Ahí es donde entra en juego la velocidad de salida que mide Statcast™.

Statcast™ categoriza las pelotas bateadas en seis niveles, según la calidad del contacto. Las mejores son aquellas pelotas bateadas con la combinación ideal de velocidad y ángulo de salida. Son las que tienen más probabilidad de terminar en un jonrón o un extrabase. Sánchez le dio con la maceta, como definimos a este tipo de batazos, al 13.8% de sus conexiones, la 15ta tasa más alta entre los 281 bateadores que pusieron al menos 200 bolas en juego. Y el 8.6% de sus visitas al plato terminó con un batazo de ese tipo, empatado con su compañero Aaron Judge y con el venezolano Ronald Acuña en el puesto 16 de las Grandes Ligas.

Sánchez bateó la bola a 110 mph o más en el 10% de sus conexiones, la sexta mejor tasa en las Mayores, y en el 6.1% de sus visitas al plato, la séptima mejor. Y eso no incluye el jonrón de 114.8 mph y 479 pies que bateó ante los Medias Rojas en la postemporada, el batazo más duro del año.

Sánchez bateó por debajo de lo que sugieren algunas métricas

Los números de Sánchez este año lucieron terribles: .186 de promedio, .406 de slugging y .304 de wOBA, una estadística que mide la contribución ofensiva global de un jugador y la coloca en una escala similar a la de porcentaje de embasarse. Pero en realidad, Sánchez hizo mejor contacto de lo que sugieren esos números. No estuvo a sus niveles del 2016-2017, pero tampoco tan mal como lució.

Statcast™ nos proporciona una versión “esperada” de cada una de esas estadísticas, basándose en qué tan bien le dio un jugador a la bola en vez del resultado final que vemos en el boxscore. Sánchez tuvo una brecha significativa en los tres, pero especialmente en su slugging y wOBA esperados. Su xSLG fue de .468, una inmensa brecha de 62 puntos con su slugging de por vida, lo que sugiere que fácilmente ha podido tener un mejor año.

Y más significativo cuando se le analiza como bateador completo es que su wOBA esperado fue de .343, casi 40 puntos mejor que su wOBA.

Sánchez jugó con un hombro lesionado

Sánchez jugó en el 2018 con un problema en el hombro izquierdo que requirió de una cirugía cuando acabó la campaña para remover algunas partículas. El hombro había sido un problema desde finales del 2017, cuando el quisqueyano tuvo que recibir la primera de una serie de inyecciones para aliviar las molestias.

“Creo que eso nos ayuda a entender mejor algunas de las cosas que causaron que sus números fueran más y más bajos”, dijo Cashman en la entrevista para YES.

Eso ciertamente luce como una buena explicación para entender algunos de los problemas de Sánchez en el plato. Se espera que el cátcher esté listo para el Día Inaugural, y un Sánchez saludable es un jugador capaz de marcar diferencias. A pesar de que estuvo jugando lesionado, este año mostró destellos de ese talento. Si está totalmente recuperado en el 2019, no es de extrañar que regrese a sus niveles acostumbrados.

Fuente: MLB

Etiquetas

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker