Historiador de la Ciudad

Los pueblos de indios

Por Francisco Guerrero Castro

Francisco Guerrero Castro, historiador.

De los vecinos de la villa de Higüey existen dos listados, de 1514, de fuentes históricas diferentes; extraídos del censo, realizado por los repartidores de encomiendas, Juan de Mosquera y Alonso de Arce: Luis García Morales, Diego Núñez, Pedro Esturiano, Alonso de Trejo, Antonio de Trejo, Sancho López, Gabriel de Peñalosa, Alonso Rodríguez, Hernando de Marota, Mateo López, Diego Ramírez, Juan de Mata, Luis de Quesada, Juan Sánchez de Requena, Juan Lorenzo, Juan de Bustillos y Pedro de las Casas, natural de Tarifa”[1].

El otro listado, in extenso, ha sido cruzado con el anterior; para completar la matrícula de encomenderos, en el Higüey de Yuma, faltan por mencionar los siguientes: Francisco de Alcántara, Alonso de Aldana, Francisco de Almenara, Pedro Álvarez de Liaño, Hernando de Arenas, Pedro Asturiano, Lucas de Atienza, Cristóbal de Baena, García de Berrantes, Pedro de Garranza, Diego de Castilla, Alonso de Complido, Martín de Escalante, García Escaño, Juan Farfán, Francisco Hernández, Juan de Gámbara, Luis García de Mohedas, Francisco Gómez, Beatriz González, Francisco Fernández, Bartolomé de Herrera, Juan de Herrera, Francisco de Hinojosa, Juan de Lira, Diego López, Francisco López, Alonso Martín Abal, Ana Martín, Juan Martín de Triana, Diego Martínez, Esteban Mateos, Pedro Mateos, Gonzalo de Medina, Gonzalo de Mendoza, Rodrigo de Mesa, Juan de Mohedas, Lucas de Morales, Cristóbal de Niebla, Juan de Ocampo, Alonso de Oñate, Catalina Vda. Ortiz, Bartolomé de Palacios, Esteban Pardo, Nuño de Ribera, Diego Rodríguez, Gonzalo Sánchez, Juan Sánchez de Requena, Juan de Trejo, Gonzalo Vásquez de Cortegana, Juan de Villarroel y Martín de Villamán” [2].

La mayoría eran castellanos, con razón; sólo viajaban con facilidad hacia el Nuevo Mundo, los originarios de Castilla. Por exclusión tenemos 52 inscritos a los cuales sumaremos los dieciséis anteriores para un total de sesenta y ocho encomenderos en la Villa.

Juan de Mohedas recibió, durante el gobierno de los padres Jerónimos, hacia 1517-1519, un buen número de indios en encomienda; para construir un ingenio de azúcar, en la villa de Salvaleón de Higüey. Había sido superintendente de los cinco pueblos de indios que, en aquella provincia, habían comenzado a construir los Jerónimos[3]. En el cacicazgo de Higüey existían, según Las Casas, cinco pueblos de indios. Esos pueblos indígenas de los cuales Juan de Mohedas había sido superintendente fueron: “cacica doña María de Higüey”, “cacica Catalina Habacoa”, “cacica Carolina de Agará”, “cacica Isabel de Higuanamá[4]” y “el Higüey de Yuma”.

En cuanto al lugar de “cacica de Higuanamá” la historia nos cuenta lo siguiente: “El quinto rey o reino fue del todo oriental y cuya tierra se nos ofrece primero cuando a esta Isla venimos de Castilla, que llamaban los indios Higüey, la letra e luenga y el nombre del rey era Higuanamá, la última luenga también y en nuestro tiempo reinaba una mujer vieja, muy vieja, puesto que no supe, cuando lo pudiera saber, si este nombre de Higuanamá fue propio de aquella reina o común de los reyes de aquel reino”[5].

Ese Higuanamá, que menciona Las Casas, es el lugar llamado “cacica Isabel de Higuanamá”, pueblo de indios, en donde está situado Higüey, de hoy día, que comienza a recibir colonos durante “Las Encomiendas”, efectuadas en el Higüey de Yuma, en el año 1514.

Otro de los cinco pueblos indígenas era el “cacica doña María de Higüey”, que comprendía la zona de Chavón, en donde estuvieron como encomenderos los Trejo según el censo de 1514.

La cantidad de indios que se les asignó a los cinco pueblos indígenas fue de 1,403 indios; naborías, o criados, repartidos fueron 253. En la “cacica doña María de Higüey” se repartieron 444 indios; en la “cacica Catalina Habacoa, 44 indios; en la “cacica Carolina de Agará”, 31 indios; en la “cacica Isabel de Higuanamá”, 351 indios[6] .

Luego de “Las Encomiendas” de 1514, repartidos los indios, los pueblos que tenían un mayor núcleo poblacional eran “la cacica doña María de Higüey”, con 519 indígenas; “la cacica Isabel de Higuanamá”, con 445 indígenas. Con el tiempo prevalecieron estos dos lugares, sobre el Higüey de Yuma, la “cacica Catalina Habacoa” y la “cacica Carolina de Agará”. Sólo quedaron escasos bohíos dispersos.

En “la cacica doña María de Higüey” los colonos con más indios encomendados fueron los Trejo, con 75 indios. Le seguían Pedro Esturiano, con 61 indios; Gabriel de Peñalosa, con 30 indios.

En el lugar “cacica Isabel de Higuanamá”, en donde está el Higüey actual, los que más indios tenían eran Luis García Mohedas, Diego Núñez y Lucas de Morales. Este fue el lugar que se desarrolló y prevaleció sobre los demás pueblos de indios; que desaparecieron lenta y, paulatinamente, con el tiempo. El lugar “cacica Isabel de Higuanamá”, actual Higüey, se desarrolló más que el lugar “cacica doña María de Higüey”, en Yuma, lugar en donde se establecieron los Trejo[7], en un principio.


1. Colección de Documentos Inéditos del Archivo de Indias, 1864, pág. 144-150.

2. Repartimiento hecho por Pedro Ibáñez de Ibarra, y Rodrigo de Alburquerque, comisionados para ello, de los caciques de la isla de Santo Domingo. Firmado por Miguel de Pasamonte, Rodrigo de Alburquerque, Juan de Mosquera y Alonso de Arce. Archivo General de Iny Espejo, Luis Torres de Mendoza, Spain Ministerio de ultramar. Publicado en 1864.

3. Ibídem.

4. Lugar llamado Isabel de Higuanamá que era en donde estaba el poblado de indios cuyo señorío lo ejerció la reina Higuanamá, señora principal en ese tiempo y cuyo fundo es en donde hoy está el santuario San Dionisio. Este poblado de indios prevaleció sobre los demás por ser el cruce obligado en el camino de los otros pueblos y por su elevada población de indígenas y de colonizadores que poseía

5. De Las Casas, Bartolomé: Apologética Historia. Vol. IV, Madrid, 1959, págs. 211-212.

6. Repartimiento hecho por Pedro Ibáñez de Ibarra, y Rodrigo de Alburquerque, comisionados para ello, de los caciques de la isla de Santo Domingo. Firmado por Miguel de Pasamonte, Rodrigo de Alburquerque, Juan de Mosquera y Alonso de Arce. Archivo General de Iny Espejo, Luis Torres de Mendoza, Spain Ministerio de ultramar. Publicado en 1864.

7. Este apellido no se conserva en Higüey, su último rastro consta en los archivos parroquiales cuando Catalina de Trejo casó con Juan Miguel, del cual enviudó, entonces casando con Francisco de Sales de Rivera, de la Aguada de Puerto Rico. La ceremonia se celebró en la iglesia San Dionisio el 8 de diciembre de 1725.

 

Etiquetas

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker
1
Escribanos y envíenos sus denuncias.
Powered by