Tropiezo

Ministro Gonzalo, la terminación de la ampliación de la entrada a Higüey, Pa Cuando?

Por: Julio César De la Rosa Tiburcio

Cuando los higüeyanos vieron que las autoridades iniciaron la ampliación de la carretera que comunica al municipio cabecera con el municipio San Rafael del Yuma, o más bien, la entrada al municipio, cuyo acceso diseñado por el paso de las vacas, diseño que siempre fue respetado por todos los constructores, que intervinieron esa carretera, con las mismas curvas que los rumiantes escogían para trasladarse a pastar, curvas que solo Dios sabe cuántas vidas vieron truncadas en los arbustos de caoba centenaria, creyeron que el sacrificio de ver tumbar esas columnas naturales, permitiría finalmente, ver una avenida a dos calzadas o a cuatro carriles y de esa forma mantener el mismo paisaje que acompaña a quienes proceden de la autovía El Coral, cuyo contraste es notorio.

Algunos llegaron a decir que los trabajos de ampliación iniciados por el Ministerio de Obras Publicas y Comunicaciones, estarían terminados para el pasado 21 de enero del cursante año, para la celebración del día de Nuestra Señora de la Altagracia, fecha en la que aumenta el flujo de vehículos por la maltrecha carretera, aspiraciones que se han visto truncadas, puesto que los trabajos llevan semanas paralizados, lo que mueve a legítima preocupación de los altagracianos y de visitantes al municipio de Higüey, sin que se haya ofrecido la mínima de las informaciones al respeto, algo que nos sorprende, por lo diligente que ha sido el ministro Gonzalo Castillo, cuando de construcciones de obras se trata y más en la región Este del país.

Sin lugar a dudas que el trabajo que podía retrasar tan importante intervención, se han logrado, por lo que se deduce que es menos lo que falta, entonces no vemos la necesidad de que lo que se ha realizado se deteriore y que eso implique invertir una suma igual o superior a la que hasta el momento se ha realizado, como suele ocurrir, tradicionalmente, lo que pone en evidencia de que la razón para que esas cosas ocurran es la reiterada practica de iniciar una obra, sin el debido presupuesto y mucho menos con la necesaria provisión de fondos, mas grave aun, iniciar una obra con un diseño y rediseñarlo en medio de la ejecución, lo que pone una vez más, la improvisación en el manejo de los recursos públicos, improvisación que jamás veremos en la administración de los recursos de sus empresas privadas.

Ministro Gonzalo Castillo, la terminación de la ampliación de la entrada a Higüey, Pa Cuando?

Hasta el próximo Tropiezo!

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker