Parecer

Panorama jurídico de la salud mental (y 6)

Por Carmen Baltazar

Ahora bien: ¿Para qué implementar la estrategia de atención primaria de salud tipificada en la Ley No. 12 06?

Podemos responder de la siguiente manera:

1) Los hospitales y clínicas se verían descongestionados con la implementación de las estrategias de atención primaria;

2) Garantiza tener una proyección de las condiciones socioculturales, políticas y de sus comunidades;

3) Permite identificar y educar sobre las diferentes problemáticas de salud de la comunidad y, a la vez, contribuye a la implementación de estrategias de promoción, prevención, tratamiento y rehabilitación para su posible solución;

4) Integra a las comunidades por medio a su participación a fomentar la autorresponsabilidad y se le otorga prioridad a los más necesitados;

5) Incluye y compromete a los médicos, enfermeras, auxiliares y trabajadores de la comunidad.

De manera que exhortamos a la sociedad en general a participar e incentivar a los organismos correspondientes a implementar lo anteriormente citado, debido a que, en virtud de lo que establece la Declaración de Alma Ata del año 1978, celebrada en Kazajistán, del día 6 al 12 de septiembre de 1978, que fue el evento de política de salud internacional más impactante de la década de los setenta, la cual recalca la importancia de la atención primaria de salud como estrategia para alcanzar un nivel efectivo de salud en el mundo, reconocida por el lema:

“Salud para todos”, que tipifica en su numeral IV que: “Las personas tienen el derecho y el deber de participar individual y colectivamente en la planificación de su atención sanitaria”.

De igual modo, procurar la inclusión en la estrategia de atención primaria a los psicólogos y psiquiatras. Además de que, consideramos que los trabajos de elaboración e implementación de las políticas públicas, se deben realizar con un enfoque en salud mental comunitaria, dirigidos a la reinserción social de la persona, ya que, la atención primaria es un factor primordial para asegurar la salud de todos.

Desde nuestra perspectiva, en cuanto a lo que a salud mental se refiere, todas las instituciones y organismos nacionales e internacionales, que las normativas jurídicas le asignan explícitamente esa responsabilidad, deben elaborar un plan estratégico donde se trabaje de forma unificada, en la elaboración e instrumentación de políticas públicas, donde se focalicen en la salud de la persona, y no precisamente en la enfermedad física, atendiendo a sus necesidades y respetando sus derechos.

Es nuestro deber como ciudadana concluir manifestando que, si bien es cierto que reconocemos que “teóricamente” ha habido una reforma en torno a la salud mental, debido a la introducción de normativas legales, conjuntamente con la elaboración e implementación de mecanismos que permiten el desarrollo de una política de salud pública más efectiva, no es menos cierto, que aún falta mucho por ejecutar y reglamentar.

Etiquetas

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Escribanos y envíenos sus denuncias.
Powered by

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker