Parecer

Quítate tú para ponerme yo

Por Francisco Américo Aristy

En el ambiente jurídico y política existe incertidumbre que al paso de los días y ascenso del nuevo gobierno pondrá aprueba el débil y cuestionado Consejo Nacional de la Magistratura dónde se presume según juristas y otros expertos se cometieron tropelías con el fin de blindar a futuro ex funcionarios amparados en el argumento de que los fiscales detentan una posición de carrera lo que lo hace inamovible cosa que estaría por verse a a partir de agosto.

En una sociedad cómo la muestra que luce adolorida entrar en situaciones de quien o cuántos tienen más poder para la manipulación de intereses es agravar más la risible débil institucionalidad de la República Dominicana.

El Consejo Nacional de la Magistratura nació de una crisis política por la venalidad con que actuaban fiscales a nombre de intereses políticos lo que al parecer no ha cambiado mucho por que aún prima la influencia para colocar en puestos clave a delfines diestros y dispuestos a seguir la pauta trazada para salvaguardar intereses sectoriales no colectivo.

Las últimas decisiones del actual procurador sentó un precedente primero por la malicia que acompañaron sus decisiones para maniobrar por que ellos entendían era un hecho el Cambio político lo que lo apresuró a comprar el candado antes que roben citando expresiones populares.

Pero, la pregunta sería si las nuevas autoridades entraría en jugar en terreno dónde hasta el recoge está contrario lo pondría en desventaja si es que prima un nuevo orden de fortaleza institucional que sería una inauguración o por el contrario serían parte de una posible crisis en el ministerio público, ya veremos.

Etiquetas

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker