Ejemplos de palabras derivadas de caja

La familia léxica de la palabra “caja” incluye una serie de términos relacionados que comparten la misma raíz y tienen un significado similar o relacionado. Estos términos pueden ser sustantivos, adjetivos o verbos que derivan de la palabra base “caja”.

En la tabla a continuación, se presentan algunos ejemplos de palabras que forman parte de la familia léxica de “caja”:

Sustantivos Adjetivos Verbos
cajas cajonera cajonear
cajero encajable encajar
cajetilla cajonería desencajar
cajetín cajuela encajador
cajita encajadura encajamiento

Además de los términos mencionados, existen otros relacionados con el concepto de “caja”. Por ejemplo, podemos encontrar palabras como “cajón” (sustantivo), “cajita” (diminutivo de caja) y “cajón de sastre” (expresión coloquial que se refiere a un lugar donde se guarda de todo sin orden).

En el ámbito comercial, “caja” también puede hacer referencia a una caja registradora, un dispositivo utilizado para realizar transacciones de compra y venta. Otro término relacionado es “cajero”, que se refiere a la persona encargada de atender y gestionar el dinero en una caja registradora.

¿Cómo se deriva la palabra caja?

La palabra “caja” se deriva del latín capsa, que a su vez proviene del verbo capiō, capere, que significa “tomar” o “coger”. En su origen, la palabra “caja” se utilizaba para referirse a un recipiente en el que se guardaban objetos, especialmente dinero u otros objetos de valor.

En la evolución del término, la palabra “caja” ha adquirido diversos significados y usos en diferentes contextos. En el ámbito económico y financiero, se utiliza para referirse a una institución o empresa encargada de administrar y custodiar el dinero de sus clientes, como los bancos o las cajas de ahorro. También se emplea para denominar al compartimento que se encuentra en los vehículos donde se guarda el equipaje.

¿Qué es una familia de palabras y cuáles son algunos ejemplos?

¿Qué es una familia de palabras y cuáles son algunos ejemplos?

Una familia de palabras es un conjunto de palabras que comparten la misma raíz y tienen un significado relacionado. Estas palabras se derivan de una palabra primitiva y suelen tener diferentes prefijos o sufijos que modifican su significado original. La raíz de la palabra es la base sobre la cual se construyen las diferentes palabras de la familia.

Por ejemplo, la palabra “fruta” es la raíz de varias palabras relacionadas como “fruto”, “frutería” y “frutero”. El sufijo “-o” en “fruto” indica que se trata de un resultado o producto, mientras que el sufijo “-ería” en “frutería” indica el lugar donde se venden frutas. Por otro lado, el sufijo “-ero” en “frutero” indica que se trata de una persona que se dedica a vender o almacenar frutas.

Otro ejemplo de familia de palabras es la palabra “amor”. De esta raíz se derivan palabras como “amoroso”, “amoríos” y “amoríos”. El sufijo “-oso” en “amoroso” indica que algo está lleno de amor o tiene cualidades amorosas. El sufijo “-íos” en “amoríos” indica relaciones amorosas o romances, mientras que el sufijo “-ío” en “amorío” indica una acción amorosa o un acto de amor.

¿Qué palabras pertenecen a la familia?

¿Qué palabras pertenecen a la familia?

Todas las palabras que tienen una parte invariable común forman parte de una “familia de palabras”. Por ejemplo, en la familia de la palabra “amor”, encontramos palabras como “amoroso”, “amoríos”, “amorío”, entre otras. Estas palabras derivadas comparten la misma raíz y tienen un significado relacionado con la palabra primitiva, en este caso, “amor”.

Las palabras de una familia pueden tener diferentes formas gramaticales, como sustantivos, adjetivos, verbos, adverbios, entre otros. Por ejemplo, en la familia de la palabra “belleza”, encontramos palabras como “bello”, “embellecer”, “embellecimiento”, “bellamente”, que corresponden a diferentes formas gramaticales pero comparten la misma raíz.

¿Cuál es la familia de palabras de ojo?

¿Cuál es la familia de palabras de ojo?

La familia léxica de la palabra “ojo” incluye una amplia variedad de términos relacionados con este órgano visual. Algunos de los derivados de “ojo” son “anteojera”, “óculo” y “ojera”. “Anteojo” hace referencia a un instrumento óptico que se utiliza para mejorar la visión, mientras que “óculo” se utiliza para referirse a cualquier objeto o dispositivo relacionado con el ojo. Por otro lado, “ojera” es el término utilizado para describir la hinchazón o decoloración de la piel alrededor del ojo.

Otros términos derivados de “ojo” incluyen “ojal”, “ojeriza” y “ojazo”. “Ojal” es una abertura en la tela que se utiliza para pasar un botón o un cordón, mientras que “ojeriza” se refiere a una aversión o desconfianza hacia alguien. Por otro lado, “ojazo” es un término coloquial que se utiliza para describir unos ojos grandes y expresivos.

Además, existen otros términos relacionados con el ojo como “ojeada”, “ojito” y “ojos”. “Ojeada” se refiere a una mirada rápida o furtiva, mientras que “ojito” es un diminutivo cariñoso utilizado para referirse al ojo. Por último, “ojos” simplemente hace referencia al plural de “ojo”. En resumen, la familia léxica de “ojo” abarca una amplia variedad de términos que se utilizan para describir diferentes aspectos y características de este órgano visual.

¿Qué son las palabras derivadas y cuáles son 10 ejemplos?

Las palabras derivadas son aquellas que se forman a partir de una palabra primitiva, añadiéndole algún prefijo, sufijo o realizando algún cambio en su estructura. Estas palabras pueden tener un significado relacionado con la palabra primitiva, pero también pueden adquirir un nuevo significado o ampliar el sentido original.

Por ejemplo, la palabra primitiva “triste” puede dar lugar a diversas palabras derivadas como “tristeza”, “tristemente” o “entristecer”. Estas palabras derivadas tienen una relación semántica con la palabra primitiva, ya que todas ellas expresan de alguna manera un sentimiento de tristeza.

Otros ejemplos de palabras derivadas son aquellas relacionadas con la palabra primitiva “cine”. A partir de ella se pueden formar palabras como “cineasta”, “cinéfilo”, “cinematografía” o “cinemateca”. Estas palabras derivadas amplían el campo semántico de la palabra primitiva, abarcando aspectos relacionados con el mundo del cine.