Parecer

Suma Teológica, de Santo Tomás de Aquino

Por Edwin Peña

Santo Tomas de Aquino comienza su Suma Teológica tratando de conciliar las muy enfrentadas Fe y Razón. Argumenta que no tenemos que elegir entre fe y razón ya que estas se ayudan mutuamente y se ocupan de cosas distintas.

La teología versa sobre lo sobrenatural, aquello que está más allá de la razón y el único modo de alcanzar este conocimiento es mediante la fe, el saber filosófico.Sin embargo, tiene como objeto de estudio todo aquello asequible por la razón y la experiencia. Con estos argumentos, Aquino nos asegura que no es necesario escoger entre una y otra ya que son saberes distintos que ocupan distintas cosas.

Para Santo Tomas de Aquino existen dos tipos de conocimientos: El conocimiento de lo sobrenatural, alcanzado mediante la revelación; y el conocimiento natural, logrado a través del intelecto y los sentidos. De esta forma tanto la fe como la razón se consolidan como fuentes de conocimientos diferentes, pero no contradictorias, es decir que la filosofía se ocupará de las verdades naturales, que pueden ser alcanzadas por la razón; y la teología se ocuparía del conocimiento de las verdades reveladas, que solo pueden ser conocidas mediante la revelación divina.

Con estos argumentos explicó además que había una única verdad que podía ser alcanzada desde ambos conocimientos, tanto desde la fe como también de la razón. Por otro lado, como deudor de la tradición agustiniana, superpuso el dominio teológico sobre cualquier otra cuestión filosófica.

En la filosofía de Santo Tomas de Aquino vemos el esfuerzo del autor por conciliar las ideas de Aristóteles con el cristianismo, algo que también había tratado de hacer Averroes, pero con el islam. Sin cambiar demasiado las ideas de Aristóteles, Santo Tomas de Aquino opta por favorecer la visión cristiana.  Aquino seria famoso por su intento de demostrar la existencia de Dios, para ello haría uso de cinco argumentos, conocidos como las 5 vías.

  • Vía del movimiento.
  • Vía de la casualidad.
  • Vía de la contingencia.
  • Vía de los grados de perfección.
  • Vía del universo.

En la primera vía, afirma que todo lo que se mueve es movido por otro. En este mundo todo está en constante movimiento, por lo que se debe admitir que existe un ser o “un motor móvil” que lo mueve todo y no puede ser movido, por ejemplo sabemos que una gallina proviene de un huevo y a su vez ese huevo provino de otra gallina, si seguimos remontándonos hacia atrás, tendríamos una sucesión infinita de huevos y gallina, por lo que Aquino concluye que debe existir un motor inmóvil, es decir algo que inicie el movimiento, sin que a este lo mueva nada, y ese ser es Dios.

La segunda vía tiene un argumento similar y afirma que toda causa tuvo una causa anterior y por ello admite la idea de que tuvo que existir una primera causa sin la necesidad de una anterior y al mismo tiempo ser la causa de todo lo que existe, Aquino la llamaría Primera causa eficiente incausada.

En la tercera vía nos comenta que el mundo está lleno de seres contingentes que podrían existir o no. Personalmente creo que lo razonable sería preguntarnos ¿Qué es la contingencia? Bueno la contingencia es la particularidad de la no necesariedad de un ser, en palabras sencillas vendría siendo las situaciones que podrían ocurrir o no en un futuro.  Un ser es contingente cuando no es necesario.

En las ideas de Santo Tomas de Aquino, para que todos los seres sean contingentes y por tanto puedan simplemente no existir, ejemplo tu existes, pero también pudiste no haber existido, supongamos que tus padres se criaron en distintos países…, no da sentido de continuidad al universo, por tanto, debe existir un ser que exista al mismo tiempo que el universo y justifique la existencia de lo demás y sea necesario, ese ser obviamente es Dios.

En la cuarta vía, Aquino nos habla de los grados de perfección, argumentando que todos los seres son perfectos hasta cierto grado, es decir que tienen una perfección relativa, pero para que esto sea posible es necesario un modelo de perfección, algo que supere a todos los grados y tenga perfección absoluta y suprema, ese ser es Dios.

La quinta y última vía, es la del orden del universo, según Aristóteles y el mismo Tomas de Aquino, el universo esta ordenado, para Aquino, todo tiene un propósito, un fin en el universo, se refiere con esto a los astros, y la naturaleza, quienes siguen un patrón para mantener la vida tal como la conocemos, al ser inanimados y no inteligentes debe existir algo que los dirija, por ejemplo no hizo falta que un ave tomara clases de vuelo para aprender a volar, sino que por causa de la naturaleza ya sabía cómo hacerlo, un ser que ordene la naturaleza en torno a un fin y ese ser ordenador debe ser Dios, este es el viejo argumento del gran diseño en el que dicen que todo el orden y el diseño que presenta el universo debe ser producto de un diseñador inteligente.

Santo Tomas de Aquino demuestra la existencia de Dios. Estos datos están recogidos en su Suma Teológica, obra cumbre que consta de varios volúmenes.

Etiquetas

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker