Parecer

Thomas Hobbes: ¡Leviatán

Por Edwin Peña

En su más famoso libro, “Leviatán”, Thomas Hobbes plantea que los gobiernos son un mal necesario. Argumenta que un mundo sin autoridades sería un completo caos donde los individuos estarían en una constante lucha, dejándose llevar solo por sus instintos. Es en el Estado de naturaleza en el que Hobbes nos dice que el hombre está condicionado para ser egoísta y malvado, es dueño de sí mismo y está dispuesto a lo que sea para mantener el control.

Sin embargo, el hombre reconoce que talestado de hostilidad, es decir, esta lucha de todos contra todos, provocará la extinción de los individuos. En este punto los hombres se dan cuenta de que la única manera de escapar de este estado de hostilidad constante es por medio del pacto social, un pacto en cual los seres humanos se comprometen a renunciar a su libertad y capacidad de autogobernarse para garantizar su seguridad.

Según esta idea, los hombres renuncian a su libertad para que alguien (un soberano) que puede ser tanto un rey como un parlamento, los gobierne y les brinde seguridad. Para esto, los hombres crean al Leviatán, un monstruo bíblico que aquí representa al Estadom y su gobernante, quien está investido de un poder absoluto. En este convenio, los hombres seden sus derechos, la libertad, la intimidad, la propiedad entre otros. Todo esto para que el Leviatán disponga de ellos y los restablezca según mejor le parezca. El objetivo del Leviatán es la vida política, asegurar o garantizar la seguridad de sus súbditos, a través de normas y leyes que regulen la paz y castiguen a los insurgentes.

Hobbes, propio de la época, era partidario del absolutismo, es decir de una monarquía con poderes absolutos. Empero, hay algo importante que debemos tener en cuenta a la hora de analizar la filosofía política de Thomas Hobbes, y es que, a diferencia de Luis XIV de Francia, quien consideraba que el origen del poder era divino, es decir el rey gobierna porque Dios así lo quiere, Hobbes le daba un origen popular, social: el rey gobierna porque el pueblo así lo quiere. Si el rey, en este caso el Leviatán, no puede cumplir con el pacto y brindar seguridad a sus ciudadanos, las personas deben romper el pacto y elegir una nuevo gobernante apto para dirigirlos y protegerlos.

Etiquetas

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros Artículos

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker
1
Escribanos y envíenos sus denuncias.
Powered by