Parecer

Todos contra la COVID-19, la salud es un compromiso social.

Por Rafael Gil

La COVID-19 es una enfermedad infecciosa causada por el virus SARS-CoV-2; la palabra palabra surge como un acronónimo de: Síndrome respiratorio agudo y severo; y en inglés: Coronavirus disease 2019.

Esta patología se detectó por primera vez en la ciudad china de Wuhan, provincia Hubei, en diciembre de 2019, y por haberse extentido a más de cien territorios, el 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud, OMS, la declaró pandemia.

“La transmisión del SARS-CoV-2 (la COVID-19) se contagia mediante microgotas de Flügge (partículas diminutas de saliva que transportan gérmenes infecciosos de un individuo a otro), que se emiten al hablar, estornudar, toser o espirar, que al ser despedidas por un portador pasan directamente a otra persona por medio de inhalación; o quedan sobre los objetos y superficies que rodean al emisor, y luego, a través de las manos, que recogen del ambiente contaminado, toman contacto con las membranas mucosas orales, nasales y oculares, al tocarse la boca, la nariz o los ojos”, explica en un artículo el motor de búsqueda Google.

Los síntomas de la enfermedad son: fiebre, tos seca, estornudos, dificultad para respirar, fatiga, dolor muscular y de garganta, rinorrea, escalofríos, congestión nasal, pérdida del olfato y del gusto y diarrea.

El diagnóstico de la enfermedad está basado en el test o prueba RT-PCR en tiempo real (retrotranscripción seguida de reacción en cadena de la polimerasa cuantitativa) que se realiza en muestras respiratorias o de sangre.

No se conoce ninguna vacuna o un tratamiento efectivo para la enfermedad, aunque algunos investigadores chinos han comenzado algunas pruebas clínicas con medicamentos como la Hidrox-cloroquina, Lopinavir y Ritonavir.

Los profesionales de la salud recomiendan que para prevenir el contagio con la COVID-19, las medidas más importantes son: el distanciamiento social, el lavado frecuente de las manos con agua y jabón y la desinfección de las mismas con un gel de base alcohólica, cubrirse la boca al toser o estornudar con un pañuelo desechable o con la parte hundida del brazo opuesta al codo (hendidura), así como evitar el contacto cercano con personas, y el uso oportuno de la mascarilla.

Los Coronavirus son una familia de virus que se descubrió en la década de los años 60, cuyo origen es desconocido, y las diferentes cepas provocan distintas enfermedades, una de ellas es la COVID-19.

Para realizar el diagnóstico de esta enfermedad se hace un cultivo de nariz y garganta, o incluso un análisis de sangre; también se suele practicar una tomografía de tórax para determinar los síntomas de la neumonía.

Al contraer la patología, los médicos recomiendan reposo, beber abundantes líquidos; también, tomar analgésicos como ibuprofeno o paracetamol para aliviar dolores de garganta y fiebre.

Además, se administran antivirales, dosis altas de esteroides para reducir la inflación pulmonar y soporte respirario con oxígeno, pero el tratamiento debe estar prescrito por un profesional de la medicina, luego de haberse diagnosticado la afección respiratoria, y nadie debe medicarse por cuenta propia; si se sienten los síntomas respiratorios hay que acudir inmediatamente a un centro de salud.

No es ocioso reiterar que lo esencial para evitar el contagio y propagación de la COVID-19, o cualquier otro padecimiento respiratorio, es adoptar todas las medidas de higiene y aislamiento social recomendadas por las autoridades sanitarias.

Etiquetas

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros Artículos

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker