Panorama

Trago mortal: adulteración de bebidas alcohólicas en el territorio nacional

En diciembre de 2017, 15 personas perdieron la vida en el municipio Pedro Santana, provincia Elías Piña, tras ingerir clerén adulterado. Esta experiencia, que enlutó al pueblo dominicano, no ha detenido a los falsificadores de bebidas alcohólicas.  De hecho, se ha convertido en una práctica ilícita más común de lo que usted imagina. Recientemente el FBI anunció que investigaría la posible distribución de bebidas adulteradas en hoteles como posible causa de las recientes muertes de turistas  en el país.

¿Qué ha pasado con la adulteración de bebidas alcohólicas en el territorio nacional? ¿Se continúa vendiendo clerén en Pedro Santana? Les contamos…

Nos trasladamos a Pedro Santana, municipio de Elías Piña, provincia ubicada a 251 kilómetros de Santo Domingo, conocida por tener el índice de pobreza más bajo en todo el territorio nacional. Allí, previo al brote de intoxicaciones era común comprar clerén, una bebida alcohólica ilegal, sin registro sanitario, vendida a granel y consumida por personas de escasos recursos, debido a su bajo costo.

Según informes de prensa que confirmamos durante nuestra visita, el clerén adulterado, fue adquirido en el mercado Los Cacaos, ubicado a cinco kilómetros de la zona donde ocurrieron las muertes.

El mercado es abierto todos los lunes y se llega a través de la carretera internacional, que divide República Dominicana y Haití, y aunque para atravesarla nos entregaron un pase, los residentes en Pedro Santana aseguran que no lo necesitan. Acuden para comprar mercancías a bajo costo, incluyendo clerén adulterado.

El clerén es conseguido por haitianos en Puerto Príncipe, Haití, para comercializarlo en el mercado Los Cacaos. Lo venden a los consumidores haitianos y dominicanos a 50 pesos la botella pequeña. Nosotros nos hicimos pasar por turistas y aunque no era día de mercado, logramos conseguir con uno de los vendedores el clerén falsificado. No fue difícil. El vendedor nos invitó a pasar a su vivienda ubicada del lado haitiano a unos 50 metros del mercado.

¿Tienes miedo de pasar?, preguntó el haitiano. Lo normal es que ellos crucen a territorio dominicano para venderlo. Decidimos cruzar la puerta y llegar a la vivienda

El hombre echó la bebida en botellas plásticas y de vidrio que recicla, haciendo uso de un embudo. Lleva unos veinte años vendiendo clerén en este lugar.

Algunos dicen que esta bebida ilegal está elaborada con caña de azúcar y frutas fermentables; la contaminación con metanol puede ocurrir por destilación de maderas utilizadas como materia prima o aromatizante o al añadirle productos solventes con alto contenido de metanol como el thimner. El vendedor no tiene muy claro, el proceso de elaboración del producto que compra para vender.

En el municipio Pedro Santana, María (confirmar apellido en el video) vive en la soledad. Esta práctica ilícita, le arrancó la vida a sus seres queridos más cercanos: su esposo, su hijo y su hermana, y en lo que sería un día normal, se convirtió en un velorio con tres ataúdes en su vivienda.

El mercado ilícito de bebidas tiene varios tipos penales y la fabricación clandestina o artesanal, que hace uso de todo tipo de envases para entregar el producto a los consumidores, es uno de ellos.  El segundo es el contrabando, el cual introduce bebidas alcohólicas al país de manera clandestina evadiendo el pago de impuestos y sin registro sanitario.

De acuerdo a la Dirección General de Aduanas, entre agosto de 2016 al 2018, esa institución de comisó y destruyó 265 mil botellas de bebidas alcohólicas, de distintos tipos,  que llegaron de contrabando al país por diferentes puertos, por lo general en cargas camufladas, no declaradas.

“En ocasiones hemos tenido contrabando y por una serie de controles que hemos tenido se han disminuido a niveles considerables… pienso que el contrabando más importante que tenemos actualmente y de hecho se han hecho grandes decomisos en la frontera, es el que viene procedente de Haití”, dice Rafael Brito, titular de la Procuraduría Especializada de Crímenes y Delitos contra la Salud.

El magistrado advierte que en la actualidad hay dos tipos de bebidas  que se distribuye de manera ilegal en República Dominicana y son el Blackstone y el Chanceller.

“Son dos tipos de bebidas que con frecuencia son introducidas de contrabando desde Haití, vía terrestre y que no están autorizados a ser distribuidos en la RD. Suelen venderlos en colmados, en algunos supermercados pequeños o minimarket”, agrega Brito.

En la avenida 27 de febrero, en el mercado de Elías Piña, ubicado frente a la gobernación provincial, pudimos confirmar la presencia en el país de ambas bebidas ilegales. Está a la vista de todo el mundo. La colocan en las aceras y contenes y es vendida por haitianos a 250 pesos la botella. Las vendedoras aseguran que la adquieren en Haití, mientras el producto dice que está hecho en Brasil.

“Todo este tipo de bebidas es peligrosa para la salud inclusive la que es de contrabando, porque la gente dice esta bebida tiene marca reconocida probablemente su única falla es que no pagó los impuestos para entrar a la República Dominicana o quizás no tiene un registro sanitario aquí, sin embargo, el simple hecho de que la bebida haya sido introducida mediante un mecanismo irregular ya es un motivo para desconfiar”, señala.

De todos los delitos que giran alrededor del comercio ilegal de bebidas alcohólicas, el más común es la falsificación.

Lo delicado de esta práctica ilícita es que los falsificadores para engañar a los consumidores utilizan botellas de marcas reconocidas, nacionales e internacionales, para echar la bebida adulterada y de esta manera hacerles creer que están comprando el producto original.

Estas bebidas pueden estar presentes en cualquier lugar, pues son vendidas en colmados, supermercados pequeños, discotecas, bares, drinks, mercados y hasta en hoteles turísticos del país.

“Hemos actuado en los hoteles, ahora mismo en Punta Cana tenemos un hotel bajo investigación por un tipo de bebidas que es una de las moet. Hay muchos tipos de moet pero solo voy a decir que una de las moet es objeto de investigación en Punta Cana.

Se trata de un hotel importante. Ellos nos mostraron factura de la compra de ese producto que está falsificado y estamos investigando la procedencia de la bebida. Es posible que el hotel haya sido engañado, pero sí, pudimos detectar este tipo de bebida ahí y es algo que tenemos bajo investigación. Es posible que el que compra en el hotel tenga algún tipo de responsabilidad y es posible que no. Le estamos dando seguimiento al lugar de donde se surtió el hotel: un lugar de Santo Domingo”.Según informes de Prensa, el FBI está investigando si las recientes muertes de turistas en hoteles del país están relacionadas con alcohol adulterado.ç

Se recuerda que República Dominicana está envuelta en un escándalo internacional luego de que se reportara la muerte de una pareja de estadounidense sin violencia en un hotel ubicado en San Pedro de Macorís. A la que se han sumado los reportes de muertes de otras cuatro personas en el último año, mientras que otros han reportado diarrea, vómito y dolor abdominal luego de ir a bares.

Estudios realizados a bebidas encontradas en operativos dan cuenta de que no están aptas para el consumo humano, contienen partículas extrañas que puede poner en riesgo la vida de sus consumidores e incluso causarles la muerte.

Un análisis toxicológico hecho en febrero de este año en el Instituto Nacional de Patología Forense (Inacif) a muestras de ron carta real y Columbus, decomisados en un laboratorio clandestino, así como a un Whisky Peter Allen, destaca el hallazgo de partículas y alteraciones químicas respecto al producto real.

También en este año, un estudio realizado en esta ocasión en el Laboratorio de la Dirección General de Aduanas, a varias botellas decomisadas por las autoridades, a tres marcas de whisky, revela la presencia excesiva de partículas suspendidas y sedimentadas. Se trataba de las reconocidas marcas Chivas Regal, Peter Allen y Johnie Walker, las tres, objeto de falsificación.

La adulteración es muy grave y nociva para la salud porque en cada análisis que hacemos en el laboratorio encontramos partículas extrañas que no corresponden con la bebida y a veces niveles altos de metanol o alcohol metílico”, advierte Brito.

Los altos niveles de metanol afecta el sistema nervioso central, corazón, hígado, sistema digestivo, inmunológico y otros. Lo que menos afecta es la piel. Al consumir estos productos puede aumentar la producción de ácido gástrico, corren el riesgo de tener cáncer gástrico y daños en el páncreas. La muerte se puede producir por el adormecimiento del funcionamiento del sistema nervioso”, dice Maribel Mercedes Ventura, gastroenteróloga.

En el país no contamos con estadísticas claras de la cantidad de gente que ha fallecido tras la ingesta de este tipo de bebidas, debido a que si no se hace una autopsia buscando las causas toxicológicas de la muerte es probable que pase desapercibido que ese fallecimiento se debió a la ingesta de alcohol con altos niveles de metanol.

“En ocasiones hemos tenido constancia, aunque no es común, de gente que ha muerto producto de niveles altos de metanol en la sangre por la ingesta de este tipo de bebidas del mercado ilícito”.

La provincia Santo Domingo, Santiago, La Vega, Puerto Plata, San Juan, Peravia, Azua, La Romana, San Pedro de Macorís y San Cristóbal, se encuentran entre las diez provincias, de las 32 que tenemos, con mayor incidencia en la falsificación de bebidas alcohólicas.

El ron y el whisky son los productos más expuestos a la falsificación.

Es complejo porque puede darse el caso de que un turista en un punto de ventas aquí, adquiera una bebida falsificada o que haya sido producida sin observarse los lineamientos establecidos en la normativa vigente, imagínate una bebida que haya sido fabricada en un patio, sin registro sanitario sin las observaciones de sanidad requerida, imagínate el impacto en la salud que pudiera tener ese producto”.

Los operativos hechos dan cuenta de que las bebidas adulteradas son realizadas con métodos muy rudimentarios.

Identificar cuando una bebida alcohólica es falsificada no es tan sencillo, pero una de las recomendaciones es que se fijen cómo está colocada la tapa porque puede estar sellada con algún pegamento.

Fuente: CDN

Etiquetas

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Escribanos y envíenos sus denuncias.
Powered by

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker