Parecer

Un cafecito con el bendito apóstol

Por Rogers Paulino

¡Hola, Higüey digital; Hola, mundo digital, mis queridos amigos de Puro Higüeyano! Aquí vamos rumbo a otro artículo más sobre el apasionante mundo del café. Tome su taza y sigame.

El cafeto es un arbusto perteneciente a la familia de las rubiáceas, del género Coffea. Son arbustos que pueden alcanzar entre los 10-12 metros de altura, pero que para facilitar el mantenimiento y la recolección se podan entre los 2 y 4 metros. El tronco es recto y liso y las hojas son verdes todo el año, perennes y con forma elíptica. Las flores son blancas, parecidas a las del jazmín y olorosas.

El cafeto es una planta que tiene la capacidad de hacer coincidir en sus ramas flores, frutos verdes y frutos maduros a la vez. Estas plantas necesitan climas tropicales, calurosos y con abundante agua. En zonas con temperaturas inferiores a los 15º C no florece y a más de 29º C tampoco.

Nuestro país es una zona muy buena para los sembradíos de esta planta, ya que cuenta con este tipo de clima y con las temperaturas excelentes para la misma. Aquí el Café se empezó a cultivar en el 1735 en Barahona y otras provincias del sur. A partir de esa fecha se extendió rápidamente a varias regiones del territorio nacional, constituyéndose en uno de los principales cultivos agrícolas del país.

Su siembra se ha localizado en los tres macizos montañosos principales: cordillera Central, donde se concentra la mayor área sembrada; la cordillera Septentrional y en nuestra cordillera Oriental, En las otras cadenas montañosas del país, como lo son sierra de Neiba, y la sierra de Baoruco la encontramos en grandes y buenas proporciones. Vemo esto de manera geográfica con unos buenos ojos, aunque tenemos que hablar en un próximo capítulo sobre la realidad en cuanto a distribución y calidad del mismo.

Y como todo en la vida tiene su tiempo de espera, podemos esperar a que el arbusto de café nos otorgue sus frutos divinos por primera vez a los dos años. Pero no es hasta después de los cuatro o cinco años cuando comienzan a recogerse las cosechas óptimas. Pero no se alarmen que tenemos aún más café para compartir, en solitario, parejas, reuniones, mezclas, para todo momento.

La próxima semana nos vemos, así que tome su taza limpia y cuele su café claro u oscuro, pero tómelo con el bendito apóstol.

Etiquetas

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker
1
Escribanos y envíenos sus denuncias.
Powered by