La Altagracia

Vertedero Jobo Dulce: un desacierto con graves consecuencias

HIGÜEY.- La recogida de los desechos sólidos en algunas que otras ciudades tienen consigo ventajas y desventajas, esto va a depender del manejo adecuado que se dé a los mismos mediante el tratamiento de reciclaje.

Es el siglo XXI y todavía el municipio Higüey no goza de aquellos beneficios; la basura no tiene un destino final feliz. Y es una situación que se empeoras. Hablaremos del caso del vertedero de Jobo Dulce, próximo a la Autopista del Coral.

Los vertederos son emplazamientos especialmente preparados para ser destinados a contener residuos de características homogéneas y heterogéneas, de forma controlada, bajo tierra o en superficie.

La principal función de los vertederos controlados es la eliminación de residuos complejos en condiciones tales que se minimizan o desaparecen los posibles efectos negativos sobre el entorno. Aunque las sustancias vertidas no se pueden aprovechar, se consigue la degradación de la materia orgánica que posibilita el aprovechamiento de los gases generados y la futura reutilización de la zona, principalmente como zonas de recreo.

Jonathan Valdéz, dirigente comunitario /Fuente externa

El arquitecto Jonathan Valdéz denuncia que, de camino por la Autovía del Coral en dirección hacia Santo Domingo, el fuego atroz que desde lejos se alcanza a ver son los terrenos de Jobo Dulce, donde reposa el vertedero de Higüey.

Se queja de que el “Botadero” que existe allí pertenece al municipio cabecera de la provincia La Altagracia que más aporta al fisco de la región Este, y entre los primeros del país. La Altagracia no cuenta con un “vertedero” con las disposiciones técnicas de rigor que permitan un buen manejo de la disposición final de los desechos sólidos.

Según Valdez, la ubicación del vertedero de Jobo Dulce no ha sido la decisión más acertada, dada la alta contaminación que producen los lixiviados a un suelo potencialmente acuífero como lo es el de esta zona. Esta situación debería ser una práctica que quede en el pasado en una nueva administración municipal responsable, puesto que se viola la ley no. 64-00, de Medio Ambiente y Recursos Naturales y demás normas, así como la ley no. 42-01, General de Salud, y la no. 176-07 del Distrito Nacional y los municipios.

El peligro contribuye con las emisiones de gases de efecto invernadero que a nivel mundial producen daños ambientales, a la salud, así como al cambió climático que da pie a los huracanes e intensas olas de calor que cada vez son más fuertes, manifestó el comunitario.

 

 

Etiquetas

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker