Parecer

Votar por “Ninguno”, no tengo tiempo

Por Elvin Dominici

Aquel que diga que no tiene tiempo para votar o que votará por ninguno no merece ser dominicano. El ignorar conscientemente la necesidad nacional de ejercer el derecho al voto en las próximas elecciones del 17 mayo del 2020 te hace parte omisa a la catástrofe actual que vive la sociedad. Si al negar este privilegio concebido por el derramamiento de sangre de grandes héroes nacionales que sí tuvieron el tiempo, la determinación y el amor por el país al luchar por nuestra dominicanidad.

La diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que la democracia puedes votar antes y decidir de quién quieres que el pueblo tome las órdenes. Una boleta electoral es más fuerte que una bala de fusil- A ti que te falta el tiempo para votar, recuerda que los corruptos siempre tienen toda la vida para perpetuarse en el poder.

A ti que entiendes que nadie puede rescatar al pueblo, tu voto por ninguno es la primera fuente de apoyo a que este país siga sumergido en la penumbra de la mafia política que nos abruma actualmente. El voto por ninguno te hace tan culpable como los políticos que a veces maldices, y así mismo eres igual de responsable de que en toda la vida de la nación no exista un sistema eléctrico estable, que siendo un país que habita en una isla no tenemos agua potable y de que no tenemos un sistema de salud pública eficiente. Eres parte de que estemos viviendo en un estado fallido, abrumados de inseguridad, un narcoestado, con un costo de la canasta familiar sobre los RD$ 32,000.00 y salario mínimo por debajo de RD$ 8,000.00.

El voto es el instrumento más poderoso jamás concebido por el hombre para derribar la injusticia y destruir las terribles paredes que encarcelan a hombres por ser diferentes de otros hombres. Los malos gobernantes son elegidos por los buenos ciudadanos que no votan.

Votar por un pica pollo, un pote de romo y RD$ 500

Tú, quién eres la parte de la sociedad dominicana más afectada por el secuestro de la democracia, ya que el poder no invierte en la libertad de pensamiento y educación de los más necesitados, para así poder tener control de tu voluntad electoral y manipularte a su antojo. No te culpo, la necesidad se viste de hereje y sin importar tomas la decisión que cure tu hambre física por un pica pollo, tu necesidad económica de un día con RD$ 500 y alimentar tu dependencia al alcohol para sobrevivir a tu realidad con un pote de romo.

Mi intención es recordarte que no dejes de tomar todo lo que el poder quiera darte, que tu compromiso nacional es contigo y tu familia. En en el momento que te encuentres frente de esa boleta electoral donde nadie puede verte, donde nadie puede imponerse sobre tu derecho de elegir un presidente que no se olvide de ti por tres años y medio, sino que trabaje todo el tiempo para mejorar tu estado de vida. En ese momento es tu responsabilidad el darle un voto de castigo a todos los políticos corruptos, esos indolentes que te tienen sumergido en la pobreza y el olvido social.

Quién vota por los corruptos los legitima, los justifica y es tan responsable como ellos. La ignorancia no debe ser excusa exclusiva para dejar de nuevo el compromiso de salvar la patria y acudir a su rescate, sin vender el derecho póstumo y privilegiado de ejercer el voto. La ignorancia no discierne, busca un tribuno (un pica pollo, RD$ 500 y pote de romo) y toma un tirano. La miseria no delibera y se vende. Alejar el sufragio de manos de la ignorancia y de la indigencia es asegurar la pureza y acierto de su ejercicio.

Yo quiero que seas tú quien le quite al país el hambre de florecer en democracia y marcar un  rumbo político distinto, donde los ideales de Juan Pablo Duarte sean los que dejen de ser parte de una utopía efímera e intangible. Esta responsabilidad está en tus hombros, recuerda cuando estés de frente a la boleta y nadie te pueda ver ¿a quién eliges? Si te mantienes esclavizado por el compromiso de la miseria o te sumas a la llama de un pueblo sublevado, dolido y listo para salir de los políticos corruptos hacia el país que todos merecemos.

Ahora es el tiempo de que conspiremos unidos y decididos al asesinato político más abrumador de la historia dominicana. Las elecciones presidenciales serán la venganza del ciudadano dominicano. La boleta electoral es un puñal de papel y así daremos la mejor muerte electoral a los corruptos e indignos de llevar la bandera tricolor en su pecho.

Votar por proteger intereses personales y partidistas

Eres el cáncer que mata a la sociedad dominicana. Eres la razón de que el país este plagado de los feminicidios que dejan hijos huérfanos y familias marcadas con dolor para toda la vida. Eres el prepotente jefe que entiende que merece respeto por robarle al pueblo, que abusa de su poder, viola los derechos democráticos y constitucionales de todos los dominicanos.

A ti quien entiendes que la nación sigue en la misma ignorancia de seguir votando por ti y tus compañeros de partido, te equivocas. Hoy el repudio de nuestra nación sigue creciendo, cuando llegas a lugares públicos donde los abucheos y repudio son el desahogo de un país secuestrado por tantos años de maltrato y olvido a nuestros derechos. A ti que pasas en las redes sociales y periódicos digitales dejando comentarios sin argumentos que den validez al estado deplorable del país, porque tu coeficiente intelectual no pasa de insultos barriales dejando conocer tu halitosis crónica.

Tus argumentos brillantes de porqué el pueblo debe seguir sometido a una partidocracia en vez de una democracia no te ayudarán a mantenerte en el poder. Ya el pueblo sabe cómo las promesas de campaña se desaparecen, al igual que tus ideales patrióticos, cuando las mieles del poder llegan a tu paladar. Aquí tú le llamas democracia al amor al dinero y a ti mismo. Esta tradición errónea ha escalado donde los jóvenes entienden que la forma más segura de enriquecerse es siendo pelotero, narcotraficante o político.

El resultado actual del abandono del pueblo nos hace vivir en un país insostenible, inclusive para ustedes los corruptos. La delincuencia, el narcotráfico, la invasión haitiana y la inseguridad ciudadana están respirando en el cuello a todos, sin excepción. El poder impregna de indiferencia todo lo que no es poder. Por muy alto que sea el trono, siempre está usted sentado sobre su trasero. Hoy el pueblo ya entiende que es mejor morir luchando por la libertad que ser preso de esta dictadura pintada de democracia.

Votar con conciencia y salvar la patria

Tu decisión al votar tiene que ser un reflejo de tus esperanzas, no de tus miedos, indecisiones o ambiciones. Al ver todas las fotos de aquellos que han lacerado sin tregua la nación en las vallas, comerciales en la TV y las redes sociales, el mismo que sonríe no busca tu bienestar, solo tu voto, para seguir esclavizando el país en ignorancia y pobreza.

Recuerda que mientras más pobres somos más importante es nuestro voto, ya que es el arma que cambia los gobiernos. Yo creo que es posible el cambio, y quiero hacerlo cierto. La oportunidad de remediar los males que azotan el país está aquí en nuestro voto patriótico, sin miedo y convicción.

Te aseguro que esta vez no habrá algoritmos o fraudes electorales que hagan perpetuar a los corruptos en el poder. Estas elecciones estamos dispuestos a sacar los mafiosos del gobierno y eliminar este sistema de aceptación de la delincuencia en el Estado, a través de nuestro derecho al voto, o sino con nuestro derecho constitucional de la lucha para rescatar la nación. Todos los dominicanos libres de pensamiento entendemos que por más que el penco burro quiera comer tayota con león, el pueblo sabe que solo el nieto de Trujillo salva a esta nación.

Etiquetas

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker
1
Escribanos y envíenos sus denuncias.
Powered by