Síntesis

Río Duey: ¿me dejas vivir o morir?

rosannajimenez@purohigueyano.com.do

Duey es un nombre indígena. En su época (1985) fue uno de los ríos más importantes de la provincia La Altagracia, hoy muere lentamente por el mal manejo de tratamiento ambiental que se le ha dado a través de los años.

Este río nace en la cordillera oriental recorriendo más de 40 kilómetros en su trayecto hasta la ciudad de Higüey, pasando por la parte sur del populoso sector de villa cerro hasta hacer confluencia con el río Quisibani, en la parte Norte del puente cercano a las oficinas del Ministerio de  Agricultura, al Este de Higüey, para formar en lo adelante lo que es llamado como río Yuma.

A su paso por la parte norte de Higüey el río tiene en sus riberas una gran cantidad de sectores integrados por personas, que se han asentado en dichos lugares en los últimos 30 años, producto de la gran emigración que se ha vislumbrado, que abstraído por el turismo han llegado de los campos y de otras ciudades, especialmente, del Sur y Norte del país.

Entre estos sectores se mencionan: Cerro Lindo, Villa Palmera, Mamá Tingó, Pepe Rosario, Antonio Guzmán, y otros, los cuales han sido levantados en las riberas del río, sin tomar en cuenta la cantidad de los metros reglamentados por la Ley No. 64.00 de Medio Ambiente y Recursos Naturales, poniendo en peligro la vida del río, arrabalizando sus orillas y desembocando todas las aguas negras, basuras y heces fecales, así lo afirmó él vice presidente de la Federación de Asociaciones de Juntas de Vecinos, Julio César Cedano.

Asimismo, pidió a las autoridades de medio ambiente tomar el control junto de la fuerza pública que tiene el ejército. Hay que trabajar con eso y tienen que ponerle el frente a esta situación y también que la gente tenga conciencia y no tiren más basura.

Recordó que antes daba gusto bañarse en el Charco Los Cueros que era grandísimo y en El Tinajón, ahora es una calamidad porque depredadores han  deforestado toda la rivera del río.

Por su parte, para el residente del sector Villa Palmera, Esperanza De la Cruz (alias Eladio), la situación que se vive allí es desoladora ante el olvido de las autoridades que se hacen de la vista gorda, a sabiendas del alto grado de contaminación del río y que perjudica a los moradores.

“La condición del río es deplorable y estamos cansados de decirle al ayuntamiento que no nos envíen camiones grandes porque las calles son estrechas y a su vez dificultad el transito”, apuntó De la Cruz.

Medio Ambiente

Amauri Martínez, director Medio Ambiente y Recursos Naturales /Archivo

El director de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Amauri Martínez, indicó que el ministro Ángel Estévez tiene el compromiso con el país, el rescate de los ríos y áreas medios ambientales. Nosotros siguiendo esa línea hemos dado muestra de ello iniciando nuestra gestión con una jornada de reforestación en el municipio Higüey.

El país debe trabajar con la concientización de los munícipes porque la contaminación viene por la falta de orientación en la ciudadanía.

Señaló que el ministerio se ha mantenido trabajando con los técnicos, las juntas de vecinos, con charlas en los centros educativos, sobre todo los que están en los alrededores del río, porque muchas veces la gente no entiende que un vaso que usted tire al mismo contribuye a su contaminación.

Aseveró que se han enfocado en hacer cumplir con los 30 metros que deben estar libres en las riberas del río, principalmente en aquellos lugares donde no hay asentamientos de personas, y donde ya hay orientarlos para que no depositen los desechos sólidos y las aguas residuales, porque eso lo que hace es contaminar.

El recién nombrado funcionario provincial en La Altagracia, agregó que con las personas que ya viven en lugares de peligro a la orilla del río, debe ser un plan aplicado desde la presidencia de la República, indicando que se pueden hacer zonas que sean amigables con el río y con la naturaleza.

“Hay que hacer, y se está desarrollando, un trabajo importante con las escuelas, con los niños, que son las esponjas y pueden empujar a los padres para fortalecer el programa de reforestación, porque ese es un compromiso de todos”, significó el Martínez.

Al cuestionarle sobre la posibilidad de encachar el río Duey en la parte donde tiene contacto con la  población de Higüey, dijo que para ello habría que llevar una propuesta al Ministro y éste a la presidencia, con un planteamiento de técnicos, con los correctivos, apoyado por un equipo de todas las instituciones de la zona, con posiciones que sean viables.

Experto geólogo

Ingeniero Osiris De León, /Fuente externa

El geólogo Osiris de León, consultado sobre las condiciones del río Duey indicó que “tanto las descargas familiares como las industriales terminan en el cauce del río y si uno hace un recorrido por el mismo se encuentra que hay una gran cantidad de basuras de las mismas comunidades que están emplazadas en las márgenes de éste bajo la falsa premisa de que la corriente del agua se la lleva y por tanto es un medio de transporte”.

Significó que cada día la situación es más grave, porque cuando se revisa el color del agua,  hace muchos años  que perdió su color normal, la diferencia es enorme, porque el agua potable debe ser incolora, inodora e insípida y el agua del río Duey es de color gris.

Sostuvo que “a la mayor brevedad posible en Higüey se requiere la construcción de un sistema de alcantarillado sanitario que permita conectar las aguas cloacales residenciales e industriales e ir a una planta de tratamiento, tal y como se está haciendo en Santo Domingo, aunque quizás no a esa escala”.

El ambientalista explicó que parte importante del suelo de Higüey es arcilloso calcáreo, prácticamente impermeable y eso hace que cuando llueve las aguas de correntias recogen basuras y desechos cloacales llenas de bacterias y todo eso termina en el cauce del río con una gran carga de contaminación deteriorando el sistema de salud, esencialmente, de los niños.

Agregó que todo eso deterioro las condiciones de salud porque las bacterias entran a sus organismos y los mismos terminan en los hospitales con enfermedades gastrointestinales, por ende, en la medida que hagamos inversiones en las plantas de tratamiento de aguas cloacales, vamos a reducir las cantidades de personas que llegan a los centros hospitalarios, de modo que, los gastos en salud y eso se va a reflejar en una mayor calidad de vida en los ciudadanos.

Salud

Epidemiólogo Samuel Cueto /Fuente externa

Según explicó Samuel Cueto, epidemiólogo de la Dirección Provincial de Salud, el río Duey una de las vías hídricas del municipio Higüey durante los últimos años ha sufrido agresión continua del mal uso dado al medio ambiente por parte de los residentes en los litorales del río hasta el punto que ha sido utilizado como vertedero de residuos sólidos y sanitarios.

Además, enunció que este ha llegado alcanzar un nivel de contaminación, provocando elevación y estancamiento incompatible con el desarrollo de la flora y la fauna en sus aguas.

Todas las heces que han sido depositadas por los pozos sépticos en los barrios  que están al margen del río han llevado la contaminación a un estado de peligro para las personas por el simple hecho de mojarse con esa agua, adujo el galeno.

El especialista puntualizó que entre las enfermedades que se podrían generar: gastroenteritis, hepatitis A, cólera, fiebre tifoidea, shigella, poliomielitis, meningitis y diarrea.

Aseguro que el departamento de salud ambiental está compuesto por un equipo dirigido por el doctor Juan Bautista Polo De la Rosa, quienes se encargan de hacer frente ante las exigencias que demanda la población.

Etiquetas

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker
1
Escribanos y envíenos sus denuncias.
Powered by